FALTA POCO Y ME MATA LA ANSIEDAD

Faltan apenas 18 días para que comience el concurso en el Ramón Collazo y a todos los que de una manera u otra estamos cerca de la gran fiesta nos agarra una especie de enfermedad psicosomática, algo que es difícil de explicar… Los locales de ensayo están repletos, los “mataburros” recogen las ultimas inspiraciones de los letristas, el arreglador rezonga a los remolones que no ponen voluntad y se van de tono, los mas atentos repasan la puesta en escena mientras los otros apagan el fuego de la garganta con algo fresco, cada uno de nosotros, cada uno de ustedes respira clima carnavalero, seguramente un hechizo mágico nos entró por los poros.

Por Gabriel Méndez
(Publicado en Ultimas Noticias, Enero 1999)
Faltan apenas 18 días y ya casi siento al “Boyero” saludando antes de subir al escenario, a los que saben de antemano el fallo, a los que antes de empezar se quejan de la falta de tablados, a los puesteros del teatro que nos convidan con mate mientras sacamos los últimos apuntes, a los iluminadores ajustando focos faltando solo minutos para largar (somos uruguayos), a los jurados sonriendo nerviosamente sabedores de la gran responsabilidad que tienen sobre sí, a los directores de los conjuntos rezándole a todos los santos para que no llueva, a las pibas que se ponen la mejor ropa para ver si enamoran a los artistas, ídolos de febrero, a los utileros arreglando detalles de la escenografía porque ese día nos jugamos todo el trabajo de meses.
Faltan apenas 18 días y el clima amaga arruinarnos el momento, “el niño o la niña” nos hacen travesuras y obliga a cargar con la campera o el buzo abrigado, porque en la cantera sopla, algunos retornan de sus vacaciones y se apuran para conseguir los últimos abonos, otros hacen cuentas y se agarran los pelos: “Vieja, vamos al carnaval pero llevá los refuerzos, no tengo ni para un pancho”.
Faltan apenas 18 días y todavía no sabemos las etapas del concurso… Faltan apenas 18 días y los sponsors no confirman sus avisos… Faltan apenas 18 días y todos dicen estar atrasados… Faltan apenas 18 días y miramos de reojo el Parque Rodó, como con ganas de estacionar y correr en busca de la mejor ubicación… Faltan apenas 18 días y me mata la ansiedad… Faltan apenas 18 días y no te encuentro “Tito”

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *