LA CÁTEDRA DE CARNAVAL Y OTRAS COSAS QUE ME INCORDIAN

(Salpicón de actualidad, escrito en caliente)

Escribe: Joaquín Doldán

Hoy estoy muy molesto por no poder ir al desfile. Es lo que tiene trabajar tan lejos. Siempre algún gil cuestiona tu grado de “uruguayez” por no vivir en Montevideo (aunque te hayas criado allí, tengas tus mejores amigos, mantengas a tu familia, publiques libros, tengas una ong y seas socio de Cerro y de AGADU). Ese mismo gil no suele cuestionar la “uruguayez” de Suárez, Forlán, Drexler, Artigas u Onetti, por nombrar a otros que tienen o tenían el trabajo lejos y se perdían los desfiles por 18.

Me molestará no poder votar, es irónico, si fuera millonario podría, me voy en mi jet voto y me vengo, pero un trabajador no podría hacerlo…que irónico, no?

Como soy Doctor, fui titular de una cátedra y tengo tres masteres, podría dar clases en la Cátedra de carnaval, supongo que pesará a mi favor algún primer premio que tengo por ahí y/ o haber escrito en casi todas las categorías (se me escapó lubolos pero por los pelos, por las motas en este caso), sin embargo me molesta muchísimo que mis maestros en Carnaval no puedan estar allí y enseñarme lo que apenas aprendí. Si algo (alguito) podría decir del carnaval fue por lo que me enseñó Leo Pereyra, Upa García, Cachito De León, Daniel Lobo, el Colo y un larguísimo etc (dejo afuera muchos que dudo hayan terminado a primaria). No soy el primero que se queja de esto, pero dicho sea de paso también me jode bastante que Daecpu (no las personas que lo integran sino la institución en si) reclame como propio todo lo que se refiere a carnaval. Y también: me rompe muchísimo las pelotas que no haya un sindicato de técnicos e integrantes, que gestione los contratos y las condiciones de los verdaderos dueños del carnaval: los componentes de los grupos. Y aprovecho a contar una idea (ni siquiera es mía es de Leo Pereyra) el concurso debería ser 50% por voto popular y 50 % un jurado itinerante que fuera (por sorpresa) de tablado en tablado.

Siendo de izquierda también me jode Tabaré Vázquez (lo que hizo con a ley del aborto fue gravísimo), aunque me sigue jodiendo más el hijo del Cuqui, y el de Bordaberry, y la mezcla más aún. Es bueno que se sepa: un día Gandini fue al ensayo de “Los Carlitos” y nos dijo que teníamos que hacer crítica más repartida, siempre fue un trepador, que mal me cae, con Leo nos miramos y nos reímos en su cara (¿qué se habría pensado, que nosotros éramos canal 10?)

Y si: estoy caliente con el neoliberalismo en general, Rajoy es tan gil que ni me calienta, la Unión Europea, el Mercosur, los bancos, los mercados y esta civilización occidental y consumista que repite como loros: este país está en crisis, este ahora no tanto, subió el pib, bajo el ibex, se mantiene la onza troy y todas esas mentiras que sea como sean siempre joden a los mismos, casualmente como en carnaval, a los componentes, los técnicos y la gente, que es lo mejor que tiene el carnaval y nadie la nombra nunca.

Bueno, ya se me pasó…por suerte por Internet se ve el desfile, los partidos de fútbol, se escucha la radio, se leen los diarios y se tiene el alma allí, como siempre.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *