EL ADIÓS DE UN GRANDE: RUBEN MADERA

Ruben Madera Yarza desarrolló una intensa actividad como deportista, artista de Carnaval y promotor cultural.

Escribe: Enrique Filgueiras

Con 15 años debutó como componente en el reinado de Momo. Brindó su talento a prestigiosos títulos como Asaltantes con Patente, Patos Cabreros, La Embajada del Buen Humor, Momento Musical y La Nueva Milonga. Fue director responsable de Asaltantes con Patente, entre 1950 y 1952 y en la década del setenta de la murga Las Lechuzonas.
Entre 1984 y 1995 fue uno de los impulsores de la Expo Carnaval, un escenario que se transformó en uno de los más importantes, en dicho período, ubicado en la plazoleta de la calle Dante y Bulevar Artigas y que puso punto final a sus actividades cuando tras la remodelación de la Plaza no fue autorizada su instalación por la comuna de Montevideo.
También se desempeñó como contratista de conjuntos de Carnaval designado por Daecpu, institución a la que supo presidir en años muy difíciles, en plena dictadura, cuando varios de sus principales dirigentes marcharon a prisión en carácter de presos políticos.
El deporte fue otras de sus pasiones. En su juventud fue futbolista, vistiendo la casaca de Peñarol. Años más tarde, se vinculó al boxeo y promovió muchísimas veladas, con deportistas compatriotas y del exterior, en una época dorada del boxeo uruguayo.
El 8 de noviembre de 2011, la Junta Departamental de Montevideo decidió brindarle un homenaje en reconocimiento a su trayectoria. De las actas de ese día, transcribimos las palabras de agradecimiento de Ruben Madera.
“Buenas noches. Es con toda satisfacción que me encuentro hoy aquí. Estoy realmente muy emocionado. Este año cumplí 70 años de actuación en Carnaval. Yo soy poco palabrero, pero quiero decir que, en realidad, me he llevado una doble satisfacción. Por un lado, la satisfacción de que me esté haciendo un homenaje la Junta Departamental, que en otros años consiguió la profesionalidad de nuestra Casa, de esta Casa -Daecpu-, que reunía a todos los directores -algunos no tenían donde vivir- para que estuvieran juntos, para que estuvieran unidos. Conseguimos la profesionalidad por medio de la Intendencia y del presidente de la Junta Departamental. Estoy muy agradecido por eso y también por este homenaje que me brindan, porque son 70 años de lucha para conseguir todo lo posible para mis compañeros. La otra satisfacción es que hoy están presentes los hijos de algunos directores, por ejemplo de “Pamento”, de Antonio Casaravilla -“Cachela”-, de Trasante… No me quiero olvidar de nadie. Hoy están sus hijos y vinieron a darme un beso. De eso no me voy a olvidar más, aunque me quedarán dos o tres cortes de pelo… (Hilaridad – Aplausos). Muchas gracias.”
El saludo y nuestro afecto a su familia, amigos y a su querida Institución Daecpu. Ruben Madera seguirá en la memoria de todos los carnavaleros.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *