CYRANOS, UN CAMPEÓN CON MAYÚSCULAS

Se fue la quinta etapa y el público parece darle la espalda al concurso, esperemos que se revierta prontamente.

Autor: Gabriel Méndez

Integración

Es una comparsa en franco ascenso en cuanto a sus propuestas, la veta candombera de la misma siempre es una marca registrada y su particular devoción por rescatar lo ancestral la ley motive de su existencia.
En esta oportunidad se preocuparon mucho por la producción integral del espectáculo agregándole a sus virtudes naturales un entorno más adecuado para presentarse a concursar.
De todas maneras, se comenten errores propios de una comparsa que vías de desarrollo (caídas de vestuarios, tropiezos con la escenografía, errores en las coreografías) que le van quitando posibilidades de alcanzar la excelencia.
Para destacar la presencia de dos de sus solistas que tienen varios temas y los interpretan de manera brillante, nos referimos a Pedro Díaz y Fernando Young (cantante que a esta altura merece una oportunidad en comparsa grande).
Otro de sus puntos altos es la musicalidad de este título ya que la misma es de altísimo nivel.
En resumen, un correcto espectáculo que no tiene posibilidades de liguilla, pero saludamos el esfuerzo de este conjunto que con fórmulas diferentes intenta posicionarse de mejor manera en una categoría muy exigente.

La Lunática

Un gran espectáculo fue el que brindó esta murga en su segunda pasada por el concurso oficial.
Los textos de este conjunto son de alta calidad y rinden de acuerdo a lo que seguramente pensaron antes de comenzar la fiesta.
Notamos algunos cambios en el vestuario que dieron un marco más adecuado a lo que la murga pretende transmitir desde su libreto y suma a la hora de los puntos en ese rubro.
Su gran talón de Aquiles es el coro y los arreglos, no podemos decir que la murga canta mal ni mucho menos, pero se nota muy exigida con arreglos muy buenos pero ideados para otras posibilidades vocales.
Nos cansamos de escuchar en la platea “Si esta murga tuviera el coro de tal… estaba peleando arriba” pues su texto fue muy bien recibido por los aficionados.
Tiene momentos impresionantes como lo es el “Yo opino” y las “Elites económicas”, dos cuplés que son de los mejores que se vieron en esta temporada.
Podríamos decir que es una murga que tiene casi todo como para estar en las finales, pero hay que ver cuánto pesa el rubro 1 en la definición, si no quedó muy lejos tiene la chance intacta y pude ilusionarse por ahora, veremos qué pasa con sus rivales

 

Curtidores de Hongos

Una murga grande de nuestro carnaval que lamentablemente para sus intereses no ha logrado posicionarse como tal en las últimas temporadas.
La murga sufrió varios cambios de plantel y eso a la hora de armar un espectáculo integral tiene sus riesgos.
Primeramente, diremos que sorprendió con un canto excesivamente potente, ya que estábamos acostumbrados a una murga matizada y esta es “palo y palo” al coro durante casi toda la actuación.
Su texto tiene pasajes interesantes fundamentalmente cuando se vuelve reflexiva, no tiene el mismo efecto cuando se busca el humor donde ahí, fracasa casi siempre.
Hay pasajes muy interesantes de su libreto, pero, los mismos no logran opacar la liviandad de otros y terminan sucumbiendo ante la desidia del mismo.
Una producción excelente en cuanto a vestuario, maquillaje, iluminación y utilería, otra característica que esta murga no perdió.
Poco más para agregar un año que seguramente no quedará en la gran historia de este glorioso título que tiene que volver a sus raíces para recuperar la otrora brillantez de sus espectáculos.

Cyranos

Es el mejor espectáculo de su categoría y está dentro de los mejores de la temporada en todo el carnaval
¿Muchos pensarán “Bueno ya está liquidado el tema?”, no necesariamente, pues es una opinión personal pero el jurado puede ver otra cosa.
La cosa es muy simple si tenéis rubros altos, haces reír y contás con la complicidad del público, hay un 70% a tu favor, el otro 30% depende de tus rivales y del gusto del jurado.
Aquí nos encontramos con un espectáculo que tiene para todos los gustos, humor de situación, doble sentido, visual, equivoco, batería de chistes, en fin, una combinación de todos los etilos que se disfruta en todo momento y pasada la sorpresa de la primera rueda sigue rindiendo frutos.
A esto hay que sumarle una producción imponente, desde que se abre el telón impacta con esos “Samuráis Gigantes” que cantan la presentación para luego dar lugar a una escenografía funcional a lo representado por el grupo.
Los destaques individuales los guardamos para la liguilla.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *