DON TIMOTEO, MARAVILLA MURGUERA

Cuando concursan los grandes espectáculos, el público regresa a las tribunas del Ramón Collazo.

Autor: Gabriel Méndez

Senegal

Regresó al concurso oficial con una sola meta, dejar en alto el prestigio de su nombre luego de la fallida primera rueda.
En esta ocasión tomaron las previsiones del caso y llegaron muy temprano al Parque Rodó para maquillarse, armar la escenografía, pero sobre todo para realizar una prueba de sonido que le diera la tranquilidad que horas más tarde todo saldría como ellos lo habían preparado.
Todo ese esfuerzo valió la pena ya que casi no hubo dificultades con el audio y se comprendió de la primera a la última palabra que se dijo.
En cuanto al espectáculo podemos decir que tiene momentos muy interesantes y otros no tanto.
La comparsa actúa efectivamente cuarenta y cinco minutos (el resto es himno de despedida) donde en casi veinte participa la cuerda de tambores y no hay interpretaciones vocales.
De todas maneras, creemos que este título se reivindicó con el público y por lo menos dejó una imagen superior a lo anterior, igualmente está muy lejos de la competencia real en esta categoría donde lamentablemente para este conjunto se le hace casi imposible arrimarse a sus grandes rivales.
La Venganza de los Utileros

Participó el 23 de enero en la primera etapa de la primera rueda, veinticuatro días después volvió al Teatro de verano con la firme intención de intentar llegar a pelear un lugar entre las finalistas del certamen.
La murga mejoró mucho con relación a su pasaje anterior, indudablemente el rodaje de los tablados (vale recordar que actuó en la primera rueda con 5 escenarios realizados y en esta oportunidad llegó con 26 tablados encima) permitió que el espectáculo fluyera de mejor forma.
El texto (si bien tiene algunos pequeños altibajos) rinde de buena manera y la murga logra lo que se propone, que uno se haga cómplice de su oda al fracaso, con momentos brillantes e interpretaciones individuales muy acertadas.
El gran problema de este tipo de murgas es que da mucha ventaja en cuanto a las voces, si bien no canta mal ni mucho menos hay demasiadas rivales que lo hacen de mejor manera y eso le resta competitividad en un rubro esencial en esta categoría.
De todas maneras, una murga que viene creciendo desde su aparición y que si sigue por este camino prontamente la tendremos como una gran animadora del concurso.

Don Timoteo

Era él espectáculo que la gente esperaba observar en esa noche, el plato fuerte, una de las grandes candidatas que venía a jugarse la punta de la tabla, ellos lo sabían, ellos lo intuían, ellos…los murgueros, los que durante meses entre copas, pizarrones, guitarras, risas y pedidos varios a las musas pasan horas armando un sueño, con el propósito de que el mismo sea aceptado.
Esta murga tiene todo lo que el dinero pueda comprar, pero, no solamente es contar con una billetera gorda, es saber usarla, invertir en talento, saber delegar en quienes “junan” de esta historieta y no ser un estorbo, dando libertad a la parte creativa del grupo.
Cuando todo eso se conjuga pasan cosas interesantes y en definitiva el gran beneficiado es el público que disfruta de grandes espectáculos.
La murga respondió a la exigencia y alcanzo un rendimiento similar a lo ya muy bueno exhibido en su primera función lo que la posiciona de excelente manera para las finales de su categoría donde en nuestra opinión, son muy poquitas las que pueden eventualmente diputarle el cetro.
Señores, esa noche hubo magia, esa noche respiramos murga, esa noche nos reímos, esa noche nos emocionamos, esa noche pensamos, esa noche nos maravillamos, esa noche cantó (para muchos) la gran candidata, esa noche cantó Don Timoteo. Salú

Fantoches

Pasó por algo que no se le desea a nadie, el vaciamiento del teatro previo a su función. Hace mucho sostenemos que los humoristas no pueden cerrar las etapas del concurso y acá les cabe la responsabilidad a ellos (los directores de esta categoría) que deben imponerse y no permitir este tipo de cosas que en definitiva los perjudica a todos.
Entrando al espectáculo podemos decir que el rendimiento fue bastante similar a la primera rueda, aunque se notó algún chiste nuevo.
Realmente el espectáculo está bien pensado, con buenos actores y una producción excelente, pero, en los tiempos que corren este tipo de propuestas no acompasan los designios de una categoría que pasa por otros lados y si el texto no logra enganchar o no tiene la contundencia necesaria, quedas lejos de la competencia.
Preferimos dejarla por acá pues todo lo que agreguemos seria pegarle en el suelo a un conjunto que se merece todo el respeto.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *