DON TIMOTEO PICA EN PUNTA

Noche de regresos, nostalgia, emoción y mucha gente en el teatro de verano pusieron el condimento exacto para disfrutar una noche que terminó muy tarde producto de la falta de previsión de la compañía que opera audio y luces.

Autor: Gabriel Méndez

La Martingala

Fue la gran sorpresa en la prueba de admisión, una murga que debutaba en el certamen, pero con años de experiencia en la movida joven. Increíblemente antes de arrancar sufrió una demora importante pues el operador de luces central que tiene la empresa que opera el audio y luces faltó a la cita sin aviso y no había quien lo sustituyera (algo que tendría que estar previsto), más de 20 minutos hubo que esperar para que este conjunto pudiera empezar su espectáculo.
En cuanto a su primera pasada podemos decir que no defraudó ya que se mostró muy creativa en sus textos y con algunos ajustes puede, incluso rendir mejor.
No es fácil para un título debutante estar a la altura de una categoría muy exigente, pero, logró atrapar con su propuesta levantando risas y aplausos en muchos pasajes de su espectáculo.
El coro cantó correctamente, buen vestuario, correcto maquillaje y una puesta en escena bien pensada son algunos de sus puntos altos.
Para terminar, diremos que si bien debe ajustar y acortar algunos momentos de su propuesta es una excelente carta de presentación para ser su estreno en la máxima fiesta de momo. Veremos cómo rinde en la segunda rueda.

Tronar de Tambores

Regresaba al Ramón Collazo con una historia basada en la vida de su alma mater, Julio Sosa “Kanela” decidió contar su vida en un texto comparsero que fue muy disfrutable de principio a fin.
Problemas de audio en el arranque le jugaron una mala pasada a este conjunto que esta colmado de grandes figuras de la categoría que vieron opacado su trabajo por un sonido que no permitía el lucimiento de los solistas como ellos están acostumbrados. Solucionado ese tema los mismos demostraron su verdadero potencial
En cuanto al argumento podemos decir que tiene una búsqueda de lo sutil por encima de lo literal, la vida contada por el personaje va enlazando momentos de tristeza y felicidad muy naturalmente sin detenerse en hechos puntuales sino en la experiencia vivida.
La comparsa no busca lujos en el vestuario y es absolutamente a propósito pues la estética de este conjunto está pensada en función del texto, solo en el final el brillo sale a escena.
La puesta en escena aporta a lo que se cuenta y el trabajo de iluminación da un marco adecuado a todo lo que se busca crear.
Buen rendimiento del cuerpo de baile que en todo momento participa de la historia y un entorno visual bien ideado también le suman a este trabajo.
En síntesis, un gran trabajo de esta comparsa que se mete nuevamente en la pelea y sigue demostrando que es una de las grandes de la categoría y está a la espera de sus rivales para saber qué suerte corre en esta temporada.

Los Antiguos

Debutaban en carnaval, un grupo joven que ya tuvo su bautismo en la categoría con otro título que salió un par de años sin dejar mayores referencias, en este caso redoblaron el esfuerzo y contrataron algunas figuras (también jóvenes) de la categoría y buscan pelear un lugar en el carnaval.
Con una propuesta distinta este conjunto busca darle su impronta y recorrer caminos alternativos a los clásicos, pero exitosos de sus rivales.
Es muy interesante que estas propuestas lleguen al carnaval pues dan un toque distinto a una categoría que parece detenida en el tiempo, pero indudablemente para que estas iniciativas prosperen deben ir acompañadas por el éxito.
Dos parodias diferentes (en su contenido) y con rendimientos disimiles, la primera Los Beatles cuenta resumidamente la historia del grupo que cambió la música en los sesenta. Sin mayores pretensiones en lo textual y buscando la risa en todo momento logra su objetivo por algunos momentos.
El secreto de sus ojos tiene otro tipo de pretensiones, ahí sí hay una construcción de la historia que, si bien tiene diálogos casi textuales rinde de mejor manera, aunque se notó la falta de rodaje.
En resumidas cuentas, una buena primera pasada de este grupo que puede mejorar mucho su trabajo para venideras actuaciones en el concurso.

Don Timoteo

Era el plato fuerte de la noche, era el conjunto que la mayoría del público quería ver, era la vuelta de tres figuras históricas del carnaval y eso despertaba una gran expectativa entre los asistentes al templo de momo.
La murga se plantó muy segura desde el arranque con un vestuario que impacta y un coro que demostró ser uno de los mejores que pisó este escenario.
A lo largo de la actuación pasea por casi todos los temas de actualidad usando a “las madres” de los componentes como excusa para plantear un texto rico en crítica, sátira y humor.
La figura de Marcel Keoroglián se agigantó con imitaciones altamente disfrutables un artista que muestra nuevamente que esta categoría es en la que se siente más cómodo.
Imposible no hablar de “Pitufo” Lombardo, el mejor arreglador coral de los últimos 25 años que nos regaló una noche mágica no solo desde la dirección sino con la selección de músicas utilizadas por el grupo.
Este es sin dudas el mejor espectáculo murguero que se vio hasta el momento y ojalá vengan varias de este nivel pues sería un verdadero placer para quienes tenemos la posibilidad de disfrutar noche a noche de todos los espectáculos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *