PATOS CABREROS SALIÓ A QUEMAR LAS NAVES

Cuando el tiempo acompaña y el espectáculo es bueno, el público dice presente.

Autor: Gabriel Méndez

Yambo Kenia

Un homenaje a los cien años de “La Cumparsita” fue el pretexto de esta comparsa para contarnos la historia de Gerardo Mattos Rodríguez.
Con un estilo adoptado hace muchos años, los dirigidos por Carlos Larraura vuelven a traer una figura que para muchos es desconocida en cuanto a su vida y la cuentan en clave de candombe.
Un título grade del carnaval uruguayo que se panta como tal en el escenario y despliega una catarata de recursos para que esta historia nos atrape por varios lados.
Solistas que nuevamente estuvieron a la altura de las circunstancias, rindiendo notablemente cada vez que les toco interpretar.
Actores sólidos que logran conmover desde el texto y sobre todo en la creación de personajes siendo el hilo conductor de este espectáculo.
Un cuerpo de baile numeroso y diverso en las ejecuciones, alcanza un nivel de excelencia por varios momentos.
La puesta en escena es de las mejores de esta temporada pues tiene un grado de exigencia impropio de componentes que no están acostumbrados a lidiar con estas cuestiones técnicas pero que se entrega al máximo para sacarle todo el potencial a lo que se pretende de ellos.
Vestuario fastuoso en cada cuadro representado y una escenografía que maneja el espacio y la profundidad con gran calidad.
Con todo esto estamos ante un gran espectáculo que seguramente estará en la definición de la categoría y esperará su turno en la liguilla para jugarse su última carta.

La Martingala

Murga debutante que desde que apareció en las pruebas de admisión ya demostró que se trata de un grupo muy creativo que llegó a esta fiesta para demostrar su buen nivel.
En esta oportunidad la murga ajustó bastante lo presentado en su primer pasaje y rindió aún mejor.
Buenos momentos en cuanto al texto, creativa a la hora de criticar y con una puesta en escena altamente exigente.
Hay que destacar lo que es su imponente escenografía, se recrea el Aeropuerto de Carrasco con detalles bien pensados pues ahí se desarrolla la historia que van a contar.
Buen vestuario y adecuado maquillaje complementan un rubro alto para este novel título.
Su talón de Aquiles es sin dudas el canto, no porque lo haga mal simplemente da ventaja con sus rivales y por momentos pierde comunicación con la platea.
En resumen, bienvenida esta nueva murga al carnaval que es altamente probable que logre clasificar a la liguilla, pero dejó una imagen bien interesante entre quienes concurrimos cada noche al Ramón Collazo

 

Patos Cabreros

Quería su revancha luego que en su primera presentación los importantes problemas de audio impidieron disfrutar del gran espectáculo que tiene este conjunto.
Si uno previo al comienzo del carnaval hablaba de favoritos, esta murga estaba entre ese selecto y reducido grupo que por plantel despertaba grandes expectativas, pero, eso hay que demostrarlo luego en el templo de momo y estos experimentados murguistas lo sabían muy bien, los pesos del título los obligaban a cumplir con ese mandato.
En esta oportunidad la cosa salió mucho mejor y la murga pareció sentirse más cómoda en el escenario pudiendo brindar de forma contundente el espectáculo que habían preparado.
Un coro plagado de figuras que no ahorraron garganta a la hora de brindarse al público y eso fue devuelto en aplausos.
El texto tiene momentos brillantes y otro que no logran ese nivel, pero, en esta temporada son escasos los espectáculos que por cuarenta y cinco minutos no tienen alguna fallita.
Un Diego Bello exultante que desde su personaje metió “mechas”, jugó con el público y fue el bálsamo para aflojarle a un coro que metía y metía.
Toda su producción es maravillosa, el vestuario, el maquillaje, la escenografía tienen un nivel de excelencia que permite “vestir” este show murguero de forma impactante.
Sin dudas se trata de un gran espectáculo que dio ventajas en la primera rueda, pero, si el jurado no la castigó mucho (pensamos que esto no será así) puede aspirar a estar entre las que definan la categoría

Los Antiguos

En una categoría muy difícil y altamente competitiva este conjunto presento un muy buen espectáculo que, en su primera función no había logrado el nivel que le vimos en esta oportunidad.
Con sencillez y mucha creatividad este novel título presentó dos parodias bien distintas, Los Beatles busca decididamente el humor que llega más por las notables interpretaciones que por la contundencia de su texto.
La segunda es una de las mejores de la temporada, “El secreto de sus ojos” funcionó muy bien ya que, ajustaron muchísimo algunas de las escenas dejando más claro la trama de la parodia para quienes no vieron la película.
Un grupo que apuesta mucho al canto y al baile y esos son rubros en los que este conjunto debería sumar muchos puntos a favor y sacar ventajas a sus potenciales rivales.
La puesta en escena está muy bien pensada, aunque los planos frontales elegidos para ejecutarla por momentos hacen perder marcaciones de contra escena.
En resumen, un buen espectáculo que pugna por un lugar en la liguilla y tiene las condiciones para lograrlo, aunque, su hipotético rival llegó antes y veremos si dejaron espacio. Por rubros deberían marcar diferencias que lo posiciones en ese lugar.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *