ZÍNGAROS Y LA CLAVE, DERECHO A LA FINAL

La Línea Maginot también mejoró su actuación con un Teatro donde no entraba ni un alfiler.

Autor: Gabriel Méndez

La Línea Maginot

Nuevamente nos regaló ese viaje por el túnel del tiempo que nos depositó en los carnavales de aquellos ochenta y tantos donde se desarrolla gran parte del contenido de su texto.
Cantando como se cantaba en aquella época, vestida como se vestían en aquellos años y con la postura escénica de aquellos carnavales, la murga de Mario Benítez queda encerrada en la azotea preparando el carnaval del ochenta y tres, logra escapar y se encentra con otro carnaval y se da el contrapunto entre estilos reivindicando en todo momento las viejas costumbres de murguear.
El coro responde a la exigencia y logra comunicar muy bien lo que pretende este conjunto, buenos solistas y arreglos adecuados al tiempo representado.
El texto tiene algunos altibajos propios de un espectáculo ideado y basado en un carnaval que hace rato no vivimos y esa es una limitante a la hora de terminar una idea que es muy interesante.
El amigo del arma tiene muy buenos momentos donde Fernando Ponce se pone el cuplé al hombro hasta que aparecen “sus amigos” y ahí pasan a comandar la escena.
En cuanto al vestuario es adecuado como decíamos anteriormente, con mucho color y volumen.
En resumidas cuentas, un buen espectáculo que pugna por un lugar en las finales y dependerá de cómo tome el jurado esta propuesta arriesgada de la murga, su suerte en el concurso, desde ya a nosotros nos gustó mucho.

La Clave

Regresó al Teatro de Verano sabedora que es una de las favoritas para quedarse con el campeonato esta temporada.
Lejos de pesarle tamaña responsabilidad los muchachos carolinos este año le tiran piropos al trofeo más grande y vuelven dispuestos a no dejar pasar la oportunidad.
Teatro repleto, mucha gente de San Carlos apoyándolos, los montevideanos haciéndoles una guiñada de aprobación, era el clima perfecto para dejar claro cuáles eran sus intenciones.
La murga arrancó muy bien plantada, con presencia escénica y de entrada se produjo la comunicación con el público que no decayó en ningún momento.
El coro sostiene la exigencia de los arreglos sin demasiadas dificultades y demuestra su ductilidad a la hora de interpretar.
El vestuario es soberbio, emparejado siempre con lo que la murga propone desde el texto y una escenografía que sin duda está al servicio del espectáculo.
La puesta en escena es el corazón de este espectáculo, no se nos mueve un pelo al decir que es la mejor puesta en escena de murgas y está entre las dos mejores del carnaval.
En cuanto al texto podemos decir que es de muy buena calidad, donde no se guarda nada y da su opinión sin olvidar el humor.
Obviamente no estamos de acuerdo con lo que se dice, pero entendemos la libertad de expresión como un derecho fundamental del artista (lástima que para el periodismo carnavalero eso, no es tan así)
En resumen, un murgón que va derecho a la definición de la categoría, tendremos que esperar a la tercera rueda para saber si definitivamente se rompe la historia y por primera vez una murga del interior gana o seguirá esperando. Tiene rivales de peso y con grandes posibilidades también.

Zíngaros

Colmó la tribuna de color rojo y su hinchada no escatimó esfuerzo en tirar papelitos y dejar la garganta afónica alentando en la previa a la actuación.
Sin dudas cuando este conjunto llega al concurso se vive diferente, tiene hinchas famosos que lo van a ver, es quien más entradas vende, es quien más trabaja en los escenarios y quien llena los locales de ensayo antes del comienzo de la fiesta.
En cuanto al espectáculo podemos decir que está bien diferenciado en lo que propone, en la primera parodia se busca el humor sin olvidar el mensaje, reivindicando al diferente personificado en este caso por un vampiro vegetariano.
La segunda busca la emoción, ese Quijote es mucho más que un hidalgo caballero, es un transmisor de sentimientos a flor de piel.
En este caso el humor llega más en cuentagotas, pero es una opción que el letrista toma asumiendo el riesgo y nos parece correcto si lo interpreta así
Qué decir de la producción que no se dijera en la primera rueda, o el año pasado o el anterior y así sucesivamente, es simplemente brillante, con una apertura e telón formidable que impacta y ya predispone al espectador a no pestañar ni un segundo pues todo es notable visualmente.
Para finalizar diremos que los gitanos están rumbo a la definición de la categoría la cual será de alquilar balcones pues, esté conjunto como su rival de todas las horas, no quieren darse ventajas y los rubros técnicos pueden tener una incidencia definitiva. Yo que usted, me compro el pop y me siento a disfrutar de ese momento.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *