Diario de un Fuera de Concurso (6)

Un dilema de verdad. Porque tengo claro que ser contra da audiencia, tiene lo suyo, da morbo y una drena frustraciones. Miren esa señora rica que sale en todos lados criticando, hoy a Galeano, mañana a Viglietti, pasado al Pepe, cualquiera más famoso que ella y “zasca”, al cuello. Una vez me regalaron un libro de su autoría. Escribe con los codos. Tiene menos letra que la murga esta que acaba de cantar. Pero dicen que vende mucho. Aunque eso en caso de los ricos no significa nada. Tengo un amigo rico, en otro país, que cada vez que saca un libro manda a su sirviente a comprar todos los ejemplares a las librerías durante el primer mes. Invierte en eso. Luego algunos los revende, otros los da para la prensa, y otros son el efecto “llamada” (descubrió que por algún motivo la gente compra más lo libros más vendidos aunque sea una bolsa de bosta). Es increíble, las cosas que uno piensa como excusa para no pensar. Para no hacer lo que voy a hacer, el único camino que debo tomar. Enfocarse en la mediocridad de los otros sirve para eso. Esa mujer por ejemplo, que escribe libros pero no es escritora es un buen ejemplo. Siempre que quiere ponerse por encima de alguien dice “no tengo tiempo porque estoy escribiendo”, pero un día la calé en un entrevista diciendo que sus estados de Facebook “los escribía sin pensar, así nomás, de mañana”. Un escritor nunca escribe sin elegir las palabras, o sin algo de reflexión, porque sabe que lo que se lee tiene algo de su alma. La pucha. Esa cerveza me puso profundo. Yo creo que voy a sacar un libro. Ahora está de moda. Pase o no la prueba, saco un libro. Voy a contar toda la verdad y lo mismo cuelo alguna mentirita. Total, no sería el único. Voy a decir que yo inspiré lo de “1811” de la Falta, la despedida a los barrios de “La Reina”, “El manicomio” de Acontramano, “El vampiro” de Los Carlitos, “Los gauchos patones”, el uso del repique… y alguna otra cosa que no me acuerdo. Bueno basta. Va a comenzar el desfile de 18 y yo sigo acá. Voy a subir ahí y me voy a suicidar.

Joaquín DHoldan

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *