Yambo Kenia regaló candombe y se transformó en favorita.

Yambo Kenia 2018 - Primera rueda

Yambo Kenia. La campeona del 2017, quiere seguir reinando en su categoría (Foto: © José AriSi – www.carnavalenfotos.com.uy).

La Trasnochada muy buena pasada y Madame Gótica cumplió una muy buena función,  Aristophanes quedó en deuda con su identidad.

Autor: Gabriel Méndez

Madame Gótica

Volvió a ser la revista que al comienzo de esta década brillara nos solo en el concurso sino en los tablados de barrio.

Con una estupenda producción visual este grupo encara su espectáculo en una reivindicación del papel de la mujer en la sociedad.

Debemos destacar la actuación de Graciela Villar que literalmente se comió la cancha, cantando, actuando y hasta bailando por momentos siendo el pívot constante de un texto que tiene varios aciertos en los cuadros presentados.

El cuerpo de baile rindió muy bien, parejo, armónico, fresco y con variantes de ritmos donde pudieron demostrar su ductilidad.

Los solistas cumplieron su cometido sin mayores dificultades y la banda apoyó acertadamente sin buscar el lucimiento particular.

Comentábamos de la producción que este año traen  los liderados por Katya Zakarián donde el vestuario y la escenografía lucen muy bien con la propuesta elegida, dando un complemento ideal a un gran show.

En resumen una muy buena noche de este grupo que pretende llegar a las finales del concurso y sabedora que tiene rivales de fuste puso todo como para demostrar que se trata de una candidata a llegar a esas instancias, faltan competidoras muy fuertes en esta categoría que se tornará apasionante.

Yambo Kenia

La campeona de la edición pasada,  regresaba al Ramón Collazo a priori como una de las favoritas en ésta categoría.

Un conjunto que es el más laureado entre los que compiten este año, hizo pesar la “chapa” de conjunto grande y desde la apertura de telón dejo claro cuál son sus intenciones.

La vida de Pedro Ferreira, una leyenda del candombe y la comparsería uruguaya es contada con sutileza y rigor histórico por parte de la comparsa del Buceo.

Hay momentos sublimes del espectáculo, uno de ellos es cuando se presenta la legendaria “Fantasía Negra”, comparsa del Barrio Ansina que lideraba justamente este personaje. Ahí los clásicos colores de este grupo comienzan a ganar la escena para desplazar definitivamente la identidad de Yambo y ser esta quien continúe la parte central del espectáculo.

¿Qué podemos decir de Eduardo Da Luz que no se haya dicho en todos estos años? Seguramente entraríamos a repetir elogios que dimos hace mucho y seguiremos dando mientras este talentoso artista siga participando de la fiesta.

Gran trabajo de los solistas donde todos  lucieron impecables en los momentos que tenían que intervenir y un coro que es de los mejores que se vieron hasta el momento.

La puesta en escena es otro punto altísimo de este conjunto donde nada ni nadie queda librado a su albedrio, todo está pensado sincronizado y engalana la propuesta

En pocas palabras un tremendo espectáculo de este título que  viene a retener la corona y dará lucha hasta el final en busca de su objetivo

Aristóphanes

Este conjunto siempre despertó la simpatía y la complicidad del público por sus propuestas, frascas, descontracturadas y plenas de ingenio.

Para esta temporada sufrió muchas bajas,  no solo en el plantel que sube al escenario sino de letristas donde dos de los históricos ya no escriben para el grupo.

Esto último se sintió y mucho en su propuesta que no pudo nunca meterse en la platea y robarle la risa.

Karate Kid tiene momentos casi pueriles con escenas que pretenden buscar la comicidad y no se logra en la mayoría de las veces que se intenta.

Wilson Ferreira es parodiado basándose en el documental de Mateo Gutiérrez estrenado el pasado año ahí la figura del caudillo blanco es bien imitada y muy bien interpretada por Federico Pereyra pero fue una pelea contra un texto que no le permitía llegar a niveles de otras temporadas.

Poco más para agregar, una noche fallida y la esperanza de que para la segunda rueda puedan mejorar lo exhibido en esta ocasión.

La Trasnochada

Es una murga que desde su creación se tornó muy competitiva y eso le hizo perder la frescura en alguna temporada, en este año recupero un poco de esto y planteo un espectáculo bien logrado desde su concepción hasta su desarrollo.

Después de un arranque con dudas en lo coral, la murga definitivamente se acomodó y cantó muy bien por el resto de la actuación.

En el medio la cosa es variada, muchos aciertos y algunos momentos donde la efectividad fue menor pero siempre manteniendo un buen nivel en líneas generales.

Los mejores momentos llegan de la mano de Maxi Orta que en alguna oportunidad trata de sacarle jugo a lo que el texto plantea, la autocrítica del cupletero casi al final de la actuación es de lo mejor que tiene este conjunto.

La canción final y la bajada son de las mejores que se escucharon hasta el momento.

En resumen, otro buen año de este título que seguramente veremos en pocos días jugándose la posibilidad de estar en la conversación aunque tiene rivales de fuste que le harán difícil la tarea.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. alejandra dice:

    estaria bueno que quitaran la musica que aparece en la pagina .. es atomizante..

  2. María dice:

    A la gente nos gusta escuchar el carnaval en la página, si a vos no, ponele pausa y ya no la escuchás 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *