House va por una nueva conquista

House 2018 - Segunda rueda

House. Su apuesta al buen humor le sigue dando dividendos. (Foto: © José AriSi – www.carnavalenfotos.com.uy).

Patos Cabreros selló su pasaporte a las finales del concurso y Aristophanes no pudo mejorar la imagen en un año que olvidará rápidamente.

Autor: Gabriel Méndez

House

Nuevamente demostró la fortaleza de su espectáculo el cual tiene en su texto la gran herramienta del éxito.

La revista logra atrapar en sus partes intermedias donde los actores despliegan un arsenal de chistes, situaciones humorísticas y hasta logran quiebres dramáticos que, son de buen recibo entre el público asistente.

Los rubros se cubren adecuadamente, en el de voces podríamos decir que los solistas cumplen su función sin mayores problemas con una banda que acompaña de buena forma y logrando el objetivo que requiere el reglamento.

El vestuario es otro de sus puntos fuertes, la inversión el producción visual es muy importante con vestuarios que se adaptan a lo propuesto y un final a toda fiesta. La escenografía también es muy disfrutable y en esta oportunidad mejoró ostensiblemente el entorno lumínico que había quedado en él debe la primera rueda.

El cuerpo de bailes participa correctamente sin presentar mayores dificultades a la hora de interpretar lo marcado por sus coreógrafos.

En resumen una candidata fuerte al repetir el título que si bien tiene rivales importantes el “lastre” de ser la defensora actual le juega muy a favor.

Los Patos Cabreros

Regresó al Ramón Collazo con la firme intención de demostrar que puede estar a la altura de las que se llevan las apuestas entre los aficionados.

La murga mejoró en la parte vocal dado que los problemas de sonido que sobrellevó en esta oportunidad no estuvieron y se los notó más distendidos a la hora de cantar.

Un conjunto que respeta su historia y critica sin mirar pelo ni marca buscado la ironía por sobre lo directo.

Una excelente producción estética con un vestuario muy bien pensado y notablemente confeccionado lo que le otorga volumen y colorido.

En cuanto a su propuesta tiene momentos bien logrados en base a aciertos textuales y excelentes interpretaciones.

De todas maneras tiene altibajos en la propuesta que son disimuladas por una buena puesta en escena y un trabajo impecable de sus cupleteros.

En resumen podríamos decir que no es de los mejores años que le vimos a este título pero tiene fortalezas técnicas en los rubros que le significaran no solo el pasaje a las finales sino la posibilidad de avanzar en la tabla de posiciones final.

Aristóphanes

Le tocó cerrar esta octava fecha y lamentablemente para sus intereses muy poco público se quedó para observar el segundo pasaje del grupo por el concurso.

La categoría parodistas tiene esta temporada un nivel de excelencia que hacía años no se veía y este grupo no está en una buena temporada lo que, sumado a las carencias de producción le hacen demasiado cuesta arriba la temporada.

Las parodias fueron mejoradas dentro de las posibilidades que les da un texto que no tiene la contundencia de otrora, cortes de escenas y dinámica actoral fueron la clave de este segundo intento.

La primera de ellas no  tiene contundencia pues el texto no permite un lucimiento mayor de sus intérpretes en el caso de la segunda (La vida de Wilson Ferreira) hay una muy buena recreación del personaje pero no existen elementos paródicos que hagan el quiebre que necesita para terminar de llegarle al público.

Ellos saben de sobra las dificultades que presentan este año pues el talento de este conjunto de jóvenes artistas tiene muy claro que en esta temporada no son competitivos por tanto creemos que la temporada venidera redoblarán esfuerzos y lograrán estar a la altura de su propia historia.

 

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. uruguayo dice:

    y la falta y resto??? no se dice nada??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *