Curtidores de Hongos y La Trasnochada entre las mejores del concurso

Curtidores de Hongos 2018 - Liguilla

Curtidores de Hongos. Una función como para colocarse en un sitial de privilegio. (Foto: © José AriSi – www.carnavalenfotos.com.uy).

Sarabanda reiteró virtudes y Madame Gótica cumplió una muy buena actuación en uno de sus mejores años.

Autor: Gabriel Méndez

Madame Gótica

Le tocó abrir no solo la etapa sino la liguilla final del carnaval y eso es algo que no le pasaba en los últimos cuatro años pues lamentablemente para sus intereses este grupo no clasificaba a esta instancia.

Se los notó muy distendidos, disfrutando del momento y brindando una muy buena función ratificando las virtudes que le vimos en anteriores pasajes por el certamen.

Volver a destacar el cuerpo de baile que rinde estupendamente a las exigencias que le marca la coreografía planteada.

Un vestuario (sin ser de los mejores) está pensado para que aporte al espectáculo planteado por este grupo.

La banda participa activamente de este show e incluso alguno de sus integrantes sale a “mechar” durante el transcurso del mismo.

Un muy buen texto que reivindica a la mujer sin editorializar excesivamente ni panfletear demagógicamente, lo hace con cotidianeidad y ejemplificando las penurias a las que la sociedad en algunos casos somete a la mujer y la justa causa por la igualdad de género.

Hay buenas interpretaciones de los actores que le sacan el jugo a ese texto bien pensado.

En resumen un buen año de este título que cumplió su primer objetivo y ahora sueña con glorias pasadas tiene rivales de fuste pero puede ser la gran sorpresa. Veremos

La Trasnochada   

Nuevamente llegó a las finales del concurso algo a lo que se habituó en las últimas siete temporadas.

La murga nos propone un paseo por el barrio “El refrán” donde las vecinas y vecinos viven sus vidas con las alegrías y penurias típicas de cualquier rincón ciudadano.

Un gran vestuario, excelentemente concebido con la cuota justa para ser considerado murguero, sin caer en brillos excesivos y caracterizando notablemente a cada personaje.

En esta oportunidad  la murga dejó la frontalidad de su discurso para suavizar la crítica política nacional y dedicarse más a  la denuncia sobre el gobierno neo liberal argentino, las entradas y periodistas de carnaval (temas que para ellos, son cotidianos en cualquier barrio).

Los altibajos en el texto se superan con, buenas interpretaciones que disimulan las carencias y una excelente puesta en escena.

En la anterior pasada de este murgón decíamos que,  sabe muy bien  cómo vender su espectáculo, guiños permanentes a su hinchada que,  fielmente la espera al pie de la escalera emulando tiempos donde eso era moneda corriente.

El homenaje a Carlos Modernell es una joyita que quedará en el mejor recuerdo de la temporada.

La despedida es de las mejores que se escucharon y la bajada si no es la mejor anda ahí, cantada más con garra que calidad pero, es como nos gusta a la mayoría.

Un muy buen año de este título que, está acostumbrado a entreverarse en la pelea por los lugares más importantes de la tabla final y esta temporada no será la excepción.

Sarabanda  

Nuevamente llegó a esta altura del concurso (es el quinto años consecutivo que lo logra) y por tanto es un conjunto especialista en estas instancias de la competencia.

Un gran espectáculo tiene esta temporada la comparsa de la familia Pintos que, decidió participar recién a fines de Octubre cuando muchos dábamos por seguro su retiro temporal.

Renovó muchísimo su plantel, hizo casting de bailarinas y fue en busca de algunas figuras que aportaron y mucho a la concreción del producto final.

Un texto simple e ilustrativo,  basado en la historia de los tres grandes conventillos montevideanos (Cuareim, Ansina y Gaboto) este grupo nos trae los “toques” madres del candombe y sus variantes sonoras con una historia entretenida y atrapante.

Nuevamente notamos algún problema con los planos de sonido que dificultó la comprensión a los solistas y fundamentalmente al coro al cual casi no se le entendió nada.

Un gran cuerpo de baile liderado por las propias vedettes (Micaela Pintos y Valentina Gutiérrez) que participan en casi todos los cuadros aportando belleza y calidad.

Una categoría muy pareja,  donde hay espectáculos contundentes este es uno de ellos y buscará estar lo más arriba posible al final del campeonato.

Curtidores de Hongos

Es otro conjunto que volvió por sus fueros y está en un gran año demostrando que el riesgo asumido por su director al cambiar casi el 70% de sus componentes salió bien.

Volvieron algunos legendarios integrantes de los viejos hongos y otros se sumaron de otros muy talentosos debutaron con esta camiseta, esa mixtura le rindió sus frutos.

Una murga que canta impecablemente, no erra un tono, emite en el volumen justo y tiene arreglos de altísima calidad.

El texto está bien pensado, no tiene altibajos pero, la contundencia y explosión que habitualmente buscan las murgas en este caso se cambia por canto, canto y canto.

Tres ruedas parejas en todo sentido con una estética muy bien pensada y un excelente trabajo de iluminación.

Murga que critica y mucho,  se planta desde un lugar comprometido pero no inquisidor, apunta a la realidad del país y lo hace con sátira e ironía.

Esta murga sabe perfectamente lo que es llegar aquí y defender un buen espectáculo, lo demostró nuevamente con calidad y aplomo,  está no solo en condiciones de definir la categoría sino de desplazar a alguna que a priori teníamos por encima de ella.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. guido berrini dice:

    Será que soy argentino, que se yo, y no se nada de murga. Pero los Curtidores, esta año, no estaba ni pa una liguilla. No los salva ni el zurdo Bessio (que está tremendo). En la presentación no se entiende nada, la escuché hace 10 minutos y no me acuerdo ni de la melodía, cliches, obviedades, chistes fáciles, golpes bajos, hasta el chiste de Larrañaga choreado a la Catalina del 2005.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *