Los Antiguos se florearon

Tronar de Tambores está en una buena temporada, Metele que son Pasteles bajó línea y Patos Cabreros cantó muy bien.

 

Autor: Gabriel Méndez

Fotos: Gabriel Zirolli (https://www.instagram.com/carnavalfuturo/).

 

Metele que son Pasteles

En la prueba clasificatoria para el carnaval, la murga había mostrado algunas características del estilo que esta murga presenta año a año y entusiasmaba ver la totalidad del espectáculo.

Si bien el coro no tiene la contundencia de sus rivales en líneas generales su rendimiento fue aceptable.

Es una murga de las denominadas “dribleadoras” amagan para un lado y salen por otro en algunos casos con éxito en otros no tanto.

Su texto tiene aciertos importantísimos y otros momentos donde uno dice “es eso nomas?” pero ya estamos acostumbrados a que este conjunto pase de un extremo al otro con gran facilidad.

Su mejor momento es la canción del Neo Liberalismo, de lo  que se vimos hasta el momento en la categoría es inigualable.

Buen vestuario, correcta puesta en escena y la escenografía funcional al espectáculo con una pantalla que iba narrando cada momento que se cantaba a través del Facebook y los mensajes.

En resumen una buena primera pasada de este grupo que tiene que pulir algunas cosas si pretende llegar a su objetivo primario.

 

Tronar de Tambores

La comparsa de Julio Sosa “Kanela” regresó al Ramón Collazo muy renovada en cuanto al plantel del año anterior.

Con un espectáculo muy bien pensado y una excelente puesta en escena, “Faros de Fuego” (así es el nombre del espectáculo)levantó el aplauso de la tribuna.

Un rendimiento alto de sus solistas que interpretaron los temas con solvencia sin errar en ningún momento.

La estética del conjunto es maravillosa, el vestuario fastuoso, el buen gusto son características que este título no piensa abandonar.

Una gran labor en lo musical con una cuerda de tambores que arrasa en el escenario convirtiendo el show en altamente disfrutable.

Buen cuerpo de baile, participativo y ajustado dando demostraciones de ductilidad y precisión.

En pocas palabras, una comparsa grande que se plantó como tal y espera a sus rivales para medir virtudes en las próximas instancias del concurso.

 

Los Antiguos         

Los dirigidos por Joaquín  Freirevolvían a pisar el Teatro de Verano luego que su actuación en las pruebas de noviembre fuera más que auspiciosa.

El conjunto tuvo el tremendo percance que, parte de su escenografía se rompe al entrar al escenario lo que derivó en que fuera quitada generando un gran nerviosismo en lo previo.

De todos modos eso no impidió que el conjunto hiciera una muy buena función asumiendo la contrariedad con gran profesionalismo.

Tres parodias bien marcadas y bien escritas se fueron sucediendo con total fluidez a lo largo del show con puntos altos en algunas de ellas.

Conociendo quienes estas detrás de este título sabemos la escuela que tienen y como “mamaron” todos los secretos para lograr el cometido. Un ejemplo de eso es la parodia de “Canciones para no dormir la siesta” recreando al mítico grupo y haciendo una composición del momento que vivía el país sin apelar a golpes bajos.

Destacar la labor de German Medina y Lucía Rodríguez que son quienes le ponen el humor a este buen espectáculo.

Sintetizando, una buena primera pasada de este conjunto que está en un categoría altamente competitiva. De todas maneras hizo lo suyo y  deberá esperar a que los grandes de la categoría muestren sus cartas para ver si gritan o se van al mazo.

 

Los Patos Cabreros

La murga más laureada de la historia del carnaval volvió al concurso para demostrar todas sus credenciales.

Un coro que de arranque dejó en claro que se trata de uno de los mejores que hay en esta temporada y sin llegar a la excelencia cumplió su cometido.

Un vestuario muy murguero con mucho colorido y diseño bien logrado.

Una murga que técnicamente es muy contundente pero, su texto no logra atrapar a la platea.

Llama la atención la poca participación de Fernando Serra que, si bien llegó a mediados de diciembre se lo limita a un papel absolutamente secundario y con escaso aporte en la comicidad.

Evidentemente no es de los mejores años de un título que,  por su grandeza y calidad del plantel aspira a posiciones importantes. Debe mejorar en la segunda rueda si pretende llegar a los diez que definirán el campeonato.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *