SIMPLEMENTE CARNAVAL

Es un auténtico orgullo darle la bienvenida en nuestra web a Angela Farías. Artista de excepción, capaz de plasmar su talento en una obra de teatro, en una poesía o en un texto de Carnaval. Tenaz luchadora en todos los órdenes de la vida, como directiva de AGADU, de DAECPU o en el diario trajín. Creadora de un título de revistas, “Uruguay Show” que dejó su impronta y es punto de referencia obligado en cualquier ensayo que se realice sobre la historia de nuestras carnestolendas. Con una vasta experiencia acumulada al frente de su conjunto, como libretista de otros, como jurado o como periodista. Una opinión respetada y valorada, que jerarquizará nuestro sitio.

Autor: Angela Farías
El carnaval es la máxima expresión de la cultura popular y tiene un profundo arraigo en nuestro pueblo. Este fenómeno social, de participación colectiva, en su manifestación expansiva se nutre de lose elementos y vivencias cotidianas. También es menester reconocer que es una fuente de sabiduría, para quienes estando en la ignorancia despertaron su interés por saber, contagiados por la diversidad de propuestas de muchos conjuntos que recrearon cuentos, leyendas y un sin fin de clásicos universales y contemporáneos de todos los tiempos.
El ser humano es una esponja que absorbe por todos sus sentidos conscientes e inconscientes. No hay distancia entre el saber y el aprender por que en su mayoría el conocimiento no deviene de una preparación universitaria o catedrática, por el contrario emerge de la más pura intuición.
El Carnaval está en crisis por que está inserto en una sociedad también en crisis pero, lo que no debemos perder de vista, es que toda expresión popular que se le restrinja su participación, buscará la forma de expresarse creando otros ámbitos para desarrollarse.
El carnaval profesional, como hoy se lo denomina, ha perdido su esencia y todo aquello que deje de ser análogo con lo que se dice que es, termina perdiendo el valor intrínseco que lo hacía ser original y genuino.
Para poder comprender la paulatina e inexorable transformación del Carnaval debemos situarlo en sus orígenes y analizar la necesidad de su existencia para esa época.

Si nos remontamos a su génesis, el Carnaval surge en el medio evo como una forma de catarsis. Era la forma de liberarse del sometimiento infligido por las clases dominantes, con una iglesia tiránica, donde la cuaresma era vivida como una “vía-crucis” y calvario para todos los penitentes. El vulgo (pueblo) ponía de manifiesto la hipocresía de los amos con patéticas figuras alegóricas y éstos, también se ataviaban con disfraces similares a las ropas diarias de sus sometidos, aprovechando los festejos para corretearlos y pegarles y en esa horda y desenfreno se entreveraban, unos y otros, confundiéndose en la imagen y en la forma.
Y, como parecido no es lo mismo, el miércoles de ceniza se enterraba junto al carnaval la osadía y los excesos y cada cual volvía a sus “hábitos”.
Según la Mitología griega “Dios Momo” fue uno más, entre los personajes del Olímpo y se distinguía entre sus pares por lo insidioso y pertinaz en encontrarle defectos a todos. Ni la misma Afrodita pudo librarse de sus criticas, y al no poder encontrarle defecto alguno, se burló de sus sandalias. Así fue como los dioses cansados de sus eternas mofas, decidieron expulsarlo del Olimpo y condenado a vivir con los mortales, en donde se instaló como el “Rey de la farsa”.
Momo era un personaje mitológico que le rendía culto a la apariencia. Es posible, y esta es una opinión personal, que Momo utilizara su sarcasmo como el juego de la imagen en el espejo, para que los demás se vieran con sus imperfecciones. Por que una cosa es como nos vemos a nosotros mismos, otra es como nos ven los demás y una tercera es como realmente somos. Por eso, no debemos ignorar, que el “Rey Momo” utilizó como virtud su peor defecto: “La critica”.

Perfil de un creativo

Angela Farías, libretista y directora de espectáculos musicales y de Carnaval, nació en Montevideo el 8 de Agosto de 1947.
Comenzó su actividad artística en la revista de Carnaval “Uruguay Show” de Montevideo, participando en los siguientes espectáculos: “El Plato Volador” (Premio al mejor espectáculo fuera de concurso, en el Concurso Oficial de Agrupaciones de Carnaval, 1979), “El Túnel del Tiempo” (Tercer Premio, 1980), “La Tierra” (Segundo Premio, 1981), “El Mago” (Primer Premio, 1982), “La Ilusión” (Primer Premio, 1983), “Reencuentro” (Segundo Premio, 1985), “El Barco” (Primer Premio, 1986), “La Galería” (Primer Premio, 1987), “El Castillo” (Primer Premio, 1988), “Aniversario” (Primer Premio, 1989), “El Libro” (Primer Premio, 1991).
En 1990 graba con el Grupo “Perfil” para el sello Sondor “Aquellas pequeñas cosas”, que incluye el tema de su autoría “Perfil”.
En 1994 y junto al grupo “Bumerang” pone en escena el espectáculo musical “En cuerpo, mente y alma”, con textos de su autoría incluyendo las canciones “Mi debut en el canto”, “Mi debut en Carnaval”, “Mi debut en el teatro” y los temas: “El extra”, “Confusión”, “Yo tengo cinco sentidos”, “La mente”, “La música de las esferas”, “Yo soy”, “En cuerpo, mente y alma”.
En 1995 escribe los textos y canciones para el conjunto de parodistas “Dundees”, que obtuvieran el Primer Premio en su categoría.
En 1996 junto a la revista “Musicalissima” (textos y dirección escénica), obtiene también el Primer Premio en el Concurso Oficial de Agrupaciones de Carnaval.En 1998 junto al grupo “Yambo Kenia” (Negros Lubolos) obtiene nuevamente el Primer Premio con “Los cuatro elementos” (textos y dirección), con los temas: “Yambo Kenia”, “Entiéndeme”, “La tierra, el agua, el fuego y el viento”, “Los Trofeos”, “Mi voz”, “La suerte del negro”, “Al maestro”, “Como es arriba es abajo”, “Soy madre”, “Carnaval”.
En 1998 crea y dirige la comedia musical “Por amor al arte”, presentada con gran éxito en los teatros Ateneo, Florencio Sánchez y Lawn Tennis de Montevideo, con Alejandra Díaz, Javier Fernández y Miguel (“Pendota”) Meneses.
En 1999 presenta un nuevo show musical titulado: “Y son nuestros”.
Ha registrado además en AGADU los siguientes temas de su autoría: “Civilización”, “Carnaval, siempre serás Carnaval”, “La piedra”, “Proyección”, “Los Clones”, “Los Conquistadores”, “La Revolución Francesa”, “Es el año dos mil”, “Los desaparecidos”, etc.
Fuente: Catálogo Biográfico de Autores Uruguayos:
Los Orígenes del Carnaval

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *