MOMOLANDIA ALCANZO EL NIVEL ESPERADO

Ya extrañábamos las noches en el Teatro de Verano, por suerte la lluvia nos dejó disfrutar otra etapa

Autor: Gabriel Méndez

La Carpintera Roh

Había realizado una buena primera pasada por el concurso y logró generar cierta expectativa para esta oportunidad.
Una comparsa que tiene una buena producción, que pretende alcanzar a las grandes de la categoría quedándose con un puesto en las finales.
Su performance fue correcta, muy similar a la primera rueda con algunas mejoras fundamentalmente en el rubro vestuario y maquillaje que lució impecable.
Destacar nuevamente a los solistas que cuando les tocó el momento cumplieron con creces la tarea.
Un correcto cuerpo de baile, buen cuadro de mamas viejas y gramilleros secundados por una cuerda de tambores que tocó muy bien.
Su punto más flaco es el libreto que no tiene la contundencia comunicacional para terminar definitivamente de enganchar a los espectadores.
En cuanto a la competencia creemos que, si bien se nota un crecimiento importante de este conjunto salvo que, alguna de sus rivales directas tenga una mala noche será superada por las mismas lo que lamentablemente le impedirá llegar a las finales del torneo.
De todas formas, saludamos desde aquí el esfuerzo realizado y alentamos para que en la próxima temporada retorne con el nivel mostrado este año

Madame Gótica

Nuevamente la revista de Katya Zakarián volvía al templo de momo con la firme convicción de poder alcanzar un lugar entre las finalistas.
Su espectáculo rindió de una forma similar al anterior, aunque se notó un enlentecimiento de los cuadros presentados para permitir alguna “mecha” que en general funcionaron bien, aunque el libreto tiene muchos altibajos.
El cuerpo de baile es de los mejores de la categoría, pero, tiene muy limitada su participación pues se apuesta fundamentalmente a los cuadros intermedios dejando a bailarines y bailarinas casi como meros espectadores durante muchos minutos.
Los solistas tienen rendimientos variados, algunos correctos otros, más o menos, la banda apoya constantemente.
En cuanto al vestuario es acorde a lo que pretende el conjunto sin grandes lujos, pero agradable a la vista
En resumen, un año correcto de este conjunto que en principio no lo vemos llegando a la liguilla, pero, cumpliendo con el mandato de su historia y dejando una buena imagen en el público.

 

Momolandia

Fue hasta el momento el conjunto que más levantó en relación a su primera presentación en el concurso oficial.
Esta murga se mediatizó luego de que, algunos personajes que poco tienen que ver con esta fiesta la atacaran por 16 segundos de su repertorio y eso le permitió que su generara una gran expectativa para esta función.
Realmente pareció otro conjunto, una “topadora” desde el arranque, un coro que se afirmó en los micrófonos y marcó presencia fuerte logrando una comunicación mucho mejor de lo que había sido su anterior pasaje por el torneo murguero.
En cuanto al medio de la murga podemos decir que el texto tiene altibajos fundamentalmente cuando se busca el humor ya que se consigue en pocas oportunidades o se apela a chistes que quieren sumarse a la reivindicación de los “cincuentones” por la jubilación.
Cuando la murga decide criticar lo hace sin mucha vuelta, apunta al gobierno y le pega sin concesiones sin olvidarse de la oposición también.
El vestuario es de los mejores que se vieron en la temporada con cambios permanentes durante la actuación y un destaque especial para el de la despedida que con un gran trabajo de iluminación luce imponente.
La canción final previa a la despedida es una joyita para guardar en el mejor recuerdo, la adaptación del tema “Primavera” de Nahuel Pessini notablemente interpretado por Sebastián Hernández y el apoyo muy ajustado del coro.
En definitiva, una murga que pensamos, se ganó un lugar entre las diez que estarán en la tercera rueda con una levantada como hacía tiempo no se veía en murgas.

Sociedad Anónima

El conjunto maragato regresó al concurso con algunos cambios en su estructura de espectáculo, quitando partes que no habían funcionado como ellos esperaban y agregando algunos chistes nuevos que lograron el objetivo buscado.
Este es un grupo que se juega de lleno a los rubros técnicos y los cubren de manera notable, con una apuesta grande al canto, al baile, al vestuario y la escenografía.
Esos son puntos altos de este título que en cuanto a la efectividad en el humor no alcanza la misma brillantez.
Mucha gente para destacar, Darío Torres y Lorena Ifrán como solistas, Mauro Puig, Clever “Pato” Esteche y el mismo Carlos Barceló como actores principales, bien secundados por un elenco que aporta lo suyo.
La historia que se cuenta es muy coherente y tiene una buena construcción argumental, pero, a la hora de buscar la risa la misma llega muy medida y se logra fundamentalmente por la interpretación de sus actores que por la potencia del texto.
Esto a la hora de la competencia puede darle un dolor de cabeza, aunque ya vimos que esto es por rubro y ahí está muy fuerte, dependerá de la interpretación de jurado su suerte en la competencia por lo pronto hay que esperar ver a sus rivales para tener una opinión definitiva.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *