Nazarenos pisó fuerte

Los Jokers tuvieron su gran noche, Jardín del Pueblo cumplió y Curtidores de Hongos está en una gran temporada y le planta cara al que venga.

Autor: Gabriel Méndez

Fotos: Gabriel Zirolli (https://www.instagram.com/carnavalfuturo/).

 

Jardín del Pueblo

La murga sanducera se sacó las ganas de debutar en el Ramón Collazo y lo hizo de buena forma.

Basado en un coro que cantó en forma impecable durante toda la actuación, la murga se fue sintiendo cómoda y pudo desarrollar su espectáculo como ellos pretendían.

Un vestuario formidable, muy colorido y de excelente realización  dio el marco para que la estética elegida rindiera sus frutos.

Criticando desde el comienzo repasa los temas de actualidad con ironía y por momentos en forma directa sin mirar pelo ni marca.

Su gran problema es el texto que tiene muchos altibajos que le quitan contundencia y le juega en contra por momentos.

Independientemente de eso una buena pasada de este conjunto que debería dar un poco más si pretende prenderse entre las que aspiran a las finales.

 

Los Jokers

Regresaron luego de 8 temporadas al Teatro de Verano y su vuelta no podía ser de mejor manera.

La segunda generación de la familia Tuala se puso el conjunto al hombro y demostró que todo lo aprendido no cayó en saco roto.

Un conjunto que cambió radicalmente su estilo para hacerse competitivo en una categoría que hoy pide una dinámica diferente en los espectáculos.

Excelentemente producidos desde el punto de vista visual, el conjunto se fue afirmando con el correr de los minutos para terminar en un nivel altísimo.

Una sola humorada con varias escenas en el medio que dan paso al lucimiento de varias figuras jóvenes,  siempre apoyadas por los más experientes del grupo.

La escena de “Las limpiadoras del castillo” es de lo mejorcito que vimos en la temporada, humor, crítica social e ironía estaban en un mismo cuadro humorístico.

No podemos dejar pasar la coreografía de este conjunto pues hace al espectáculo, con humor y calidad se presenta este grupo muy virtuoso que logró el mejor momento coreográfico de la categoría por destrozo.

En resumen una gran presentación de este grupo que, quedará a la expectativa para ver si puede “colarse” entre los favoritos y llegar a las finales con posibilidades reales, material tiene para conseguirlo.

 

Nazarenos  

Es un conjunto grande de la categoría y como tal tiene el desafío año a año de presentar un espectáculo acorde a esa distinción.

Por distintos motivos en las últimas temporadas terminan con el agua al cuello con el armado de su show y esta no fue la excepción, cambios de letristas, parodias modificadas en la recta final y ensayos interminables en enero  parece que,  son la cuota de adrenalina que necesitan antes del comienzo de la fiesta.

A pesar de los “apurones” de último hora este es un conjunto que no deja nada librado al azar y no se le escapa ni el más mínimo detalle.

Ayer abrió el telón y deslumbró con el brillo de su vestuario y la fastuosidad de su escenografía.

Al comienzo notamos un poco alta la música lo que impidió la normal comprensión de lo que interpretaba un coro que, solucionado ese tema se lució toda la noche.

Dos parodias con buen rendimiento y excelentemente actuadas por un grupo que si bien se descansa en el talento de Aldo Martínez tiene una participación importante del elenco.

Omar Gutiérrez es una parodia que le queda como anillo al dedo ya que maneja la emoción y la risa en su justa medida.

El  teatro de verano despidió de pie a un grupo que tiene un espectáculo sólido y busca reencontrarse con la gloria.

 

Curtidores de Hongos

Otro conjunto grande de nuestro carnaval volvía con un chucuchucu importante que llegaba de los tablados.

Los liderados por Daniel Carluccio se plantaron en el escenario con un coro que canta excelentemente en todo momento.

Toxico es el título del espectáculo y nos lleva a un barrio donde la marginalidad y la falta de moral se adueñan de la escena.

Un narrador de historias (Diego Bello) nos sumerge en un submundo donde se puede esperar cualquier cosa y el vecino que regresa al barrio (Matías García) es fruto de varias peripecias.

El texto tiene momentos de alto impacto en crítica y sátira aunque deja que el humor llegue por parte de sus personajes hablados.

Un vestuario muy importante que recrea ese mundo sórdido en el medio para terminar con una fantasía murguera en el final.

Julio Pérez sigue demostrando que es de los mejores solistas del carnaval y tuvo una noche mágica en cada una de sus intervenciones.

En resumen un muy buen espectáculo que,  está  en condiciones de pelear hasta el final del campeonato  aunque,  tiene rivales que no le harán fácil la tarea.

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *