Choby’s y Queso magro, sólo para reír.

Etapa con poco público que completaron La línea Maginot y los Parodistas Sinvergüenzas quienes no mantuvieron el nivel.

 

Autor: Gabriel Méndez

Fotos: Gabriel Zirolli (https://www.instagram.com/carnavalfuturo/).

 

La Línea Maginot

A pocos minutos de comenzar su actuación nos enterábamos que uno de los integrantes de la batería de la murga se había descompensado y no subiría a dar la función.

Obviamente esto generó un nerviosismo que afectó la concentración del grupo pues tuvieron que sustituir a su compañero poco antes de subir.

Esta podría ser la explicación del rendimiento de la murga que no logró mantener el nivel mostrado en su primera pasada por el concurso.

Un coro que había sonado muy bien en la primera rueda no alcanzó el mismo rendimiento en esta oportunidad.

También es bueno destacar que es uno de los grupos que no está trabajando mucho en la calle y eso es imprescindible para el rodaje del espectáculo.

Sus individualidades sacaron la cara por el grupo y nos hicieron vivir algunos momentos disfrutables.

Indudablemente hipotecó la chance que tenía de pelear un lugar en las finales y tendrá que ensayar temprano para dar la prueba de admisión el próximo noviembre.

 

Sinvergüenzas

 

Regresó al Ramón Collazo para terminar de cumplir el sueño de estar en el carnaval profesional.

Los Parodistas sanduceros pasaron mil peripecias para poder estar en la capital y mostrar su trabajo.

La distancia fue una brecha infranqueable para un grupo que se desmembraba durante la semana con componentes que volvían a Paysandú y otros que se quedaban en Montevideo peleando por conseguir un “tabladito”.

En una categoría extremadamente competitiva este grupo no logró estar a la altura de sus rivales aunque plasmó un espectáculo más que digno.

Los destaques vinieron por el lado de sus figuras que nuevamente se pusieron el equipo al hombro y le plantaron cara a un libreto con algunos aciertos.

En esta oportunidad no alcanzaron el nivel de su anterior función, el intento de “mechar” no les funcionó pues apelaron a recursos muy vistos por estos lares y demasiado “trillados” en el concurso.

En resumen una correcta presentación del conjunto que no tiene ninguna chance de clasificar a la liguilla pero que abre el camino para que otros conjuntos del interior se animen con esta patriada.

 

Los Choby’s         

Volvieron rapidito, el fixture de la segunda rueda (muy mal armado) determinó que cuarenta y ocho horas después de su primera pasada los humoristas de Julio Yuane y Leonardo Pachela se presentaran nuevamente en el concurso.

Sin posibilidades de ajustar mucho, el grupo encaró el desafío con entereza y profesionalidad  dando lo mejor de ellos en pos de brindarse al público que los esperaba.

Festejando sus quince años el conjunto repitió virtudes y defectos vistos hace muy pocos días lo que no le permitió mejorar tanto.

Igualmente estamos en presencia de un muy buen espectáculo, altamente disfrutable que divierte mucho y tiene en su líder natural el arma letal para la risa.

Una producción como nunca se le vio a este conjunto con un muy buen entorno estético que ayuda a la hora de sumar puntos.

El gran problema es lo oscilante de su texto en cuanto al humor, cuando es Pachela quien interpreta es una cosa, cuando es otro no tiene el mismo resultado.

Buscan la risa y la consiguen ese es un merito interesante pero la construcción del show tiene altibajos.

Resumiendo,  un buen año de este conjunto que justo se topa con rivales duros y su suerte dependerá del rendimiento de estos. Yo prendería una vela por las dudas.

 

Queso Magro

Otro conjunto que volvió rapidito (nuevo error del armado de la programación) y parece que fue ayer que lo vimos debutar en la competencia.

De todas maneras esta desventura no le hizo perder efectividad en su propuesta que apunta directamente al humor.

Una murga que siempre se caracterizó por buscar la risa y burlarse de sus limitaciones vocales y hasta de lo que pide el reglamento.

Este año convencieron a Jorge Esmoris para que, regresara al carnaval después de muchos años y luego de varias declaraciones encontradas con la fiesta de momo. La mano del artista se notó en la construcción del espectáculo dándole una limpieza escénica que antes no tenía este grupo.

El reglamento del concurso es muy claro en lo que expresa sobre la definición de la categoría murga y textualmente dice  “Esta (la murga) tiene como característica esencial, criticar, satirizar y divertir con lenguaje popular”, además en el inciso sobre textos expresa “ La crítica de actualidad, la sátira, lo irónico y lo poético, así como el ingenio apostando a la creatividad por encima del mensaje directo, se valorizaran en la medida que, sin perder la calidad reflejen con claridad su sentido. Estos serán puntos esenciales en esta categoría que, por naturaleza deberá ser la mayor exponente del cotidiano vivir de los uruguayos. Por tal motivo, sus textos deberán abordar (en alguna medida) nuestra propia realidad, nuestra idiosincrasia y los hechos acaecidos durante el año como reflejo de nuestra identidad”.

Gran parte de este pasaje del reglamento la murga no lo cumple y eso sumado a sus dificultades vocales le dificulta su permanencia en la competencia pero, como decíamos en el comentario anterior a ellos,  poco les interesa.

Si el jurado mira para el costado en este requerimiento reglamentario tiene chance.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *