Momosapiens y su obsesión por el humor

House dio una función similar a la anterior, Sarabanda jugó opinión en temas claves y Patos Cabreros “echó el resto” en busca de clasificar.

 

Autor: Gabriel Méndez

Fotos: Gabriel Zirolli (galería completa de fotos en https://www.instagram.com/carnavalfuturo/).

 

House

Fue quien abrió la categoría revistas en esta segunda rueda. Es un año donde la paridad entre las cuatro competidoras se da por la carencia en los textos, este grupo ajustó algunos aspectos del espectáculo para dotarlo de mayor dinámica.

El cuerpo de baile nuevamente se lució en cada oportunidad (y fueron varias) que le tocó ser protagonista de la escena.

La banda arrancó con volúmenes muy altos pero, a poco de recorrer el show solucionó ese aspecto.

Un muy buen entorno escénico cuidado hasta el más mínimo detalle permite  disfrutar de la función a pleno.

Su gran carencia está en los textos (otro que vaya pidiendo), la historia simple y fácil de entender juega en busca del humor que se consigue en algunas ocasiones y la misma llega por parte de los actores que ponen todo de sí en busca de la risa.

En resumidas cuentas, pegó primero, se prepara para estar entre las finalistas y sueña con recuperar ese centro que ostentó durante un par de temporadas.

 

Sarabanda

La comparsa del Cordón tuvo una excelente primera rueda donde sorprendió con una propuesta humanista y comprometida con los problemas que hoy enfrenta el mundo.

En esta segunda pasada reitero todo lo bueno  de este show candombero y le quitó un poco de ritmo para hacer más comprensible la historia contada.

Esta es una comparsa grande y como tal se para en el escenario dando muestras que por algo tiene la historia que tiene y defiende ese “status” con calidad y solvencia.

Algunos puntos altos que tiene son el texto, las interpretaciones vocales, el vestuario, la escenografía y un gran trabajo de iluminación.

Además hay que sumarle la excelente exhibición de la cuerda de tambores que nuevamente brilló con luz propia (los tambores tenían luces led).

El cuerpo de baile es correcto con un trabajo coreográfico sin mayores exigencias y cumple con su función.

Sintetizando, gran año de este título que estará en la liguilla intentando llegar a las posiciones más altas de la tabla.

 

Los Patos Cabreros        

No tenían revancha, ellos sabían que la primera rueda no convenció y necesitaban una reivindicación lo más rápido posible.

Desde su regreso (2015) la murga ganó, salió segunda, quinta y octava lo que preocupaba a sus hinchas pues fueron perdiendo posiciones año tras año pero, mantenían la calidad de “liguilleros”.

La primera vuelta de la vieja murga de Pepino no fue la mejor y por eso ajustaron todo lo posible para presentar un espectáculo que este al nivel de tamaño título e intentar defender su clasificación hipotética a las finales de la semana entrante.

Muchos ajustes hicieron para esta ocasión, le dieron cristiana sepultura al “Nieto de Arturito”, lanzaron un poquito más a Fernando Serra y buscaron por parte de las “mechas” y ocurrencias habladas “levantar” un texto que en el medio necesitaba una grúa.

Todos estos recursos en estado de emergencia sirvieron para que,  un poco se mejorara (no se precisaba mucho) y el espectáculo fluyera de mejor manera.

¿Qué pasará con esta murga? Es una incógnita. ¿Los títulos pesan? Sí, claro. ¿Pueden entrar a la liguilla? Por mérito propio creemos que difícilmente lo logre pero, esto es carnaval y a nadie le sorprenda que la veamos bajo la luna de marzo.

 

Momosapiens

Pasó por el Ramón Collazo en esta segunda rueda para demostrar que su anterior pasaje tenía la contundencia como para ilusionarse con la gloria.

Un conjunto que se juega casi por entero al humor salvo en algunos pasajes donde dan un mensaje en pos de una educación como único elemento de salvataje para las nuevas generaciones.

Cuando alguien apuesta al absurdo, al chiste corto y a la sorpresa visual corre el riesgo que las sucesivas actuaciones no logren el efecto que se busca pues,  claramente quienes vimos el espectáculo y conocemos los “remates” estos se transforman en menos efectivos.

En este grupo las calidades interpretativas permiten que esa (hipotética) carencia sea disimulada pues el ritmo y sobre todo la postura de los artistas le saquen el mayor provecho.

Dos parodias con rendimientos distintos. Clemente Estable está muy inteligentemente planteada y es sin dudas unas de las mejores de la temporada.

Cenicienta está directamente jugada al humor y esa sufrió el desgaste de conocer las situaciones humorísticas.

El enganche vino por parte de la vida del Papa Francisco  (Jorge Bergoglio) ahí, solo la calidad de Enrique Vidal saca adelante un texto con altibajos.

En resumen una función que no fue igual a la primera (era previsible) pero que funcionó en líneas generales y le permite a este grupo esperar confiado su clasificación y dar todo lo que tienen en la liguilla.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Alek dice:

    Lo mejor de este año en espectáculo. Momosapiens

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *