Cayó la Cabra quiere copa

La Venganza de los Utileros celebró su llegada a las finales, Tronar de Tambores emocionó a la platea y Sociedad Anónima busca un nuevo título.

 

Autor: Gabriel Méndez

Foto: Gabriel Zirolli – https://www.instagram.com/carnavalfuturo/

 

La Venganza de los Utileros     

Poseedor uno de los mejores libretos de la categoría murga, este grupo llegó por primera vez a las instancias finales del concurso y lo celebró con la mejor actuación de la temporada.

Obviamente puesta en competencia directa y por rubros tiene carencias en varios lados pero, el corazón del espectáculo le llevó hasta esta instancia y los integrantes de este grupo aprovecharon para disfrutarla al máximo.

Hicieron su mejor función metiendo “mechas” y gozando cada momento de la misma y eso se trasladó a la platea que devolvió en aplausos su entrega.

Un grupo que trabajó en silencio durante meses y vio plasmado su esfuerzo con un premio buscado hace varias temporada y que, por distintos factores les era esquivo.

Su cuplé (“Los hijos de la Democracia”) es altamente probable que tenga la postulación a ser uno de los mejores del año.

En pocas palabras saludamos la llegada al cuadro principal de esta murga que desde su creación demostró que tiene el talento para estar en ese sitial de privilegio y que mejorando algunos aspectos técnicos podrá codearse con las que por lo general, definen año tras año.

 

Tronar de Tambores

Día histórico en el Ramón Collazo, este 2 de marzo de 2019 será recordado pues el alma mater de esta comparsa (Julio Sosa “Kanela”) se presentó por última vez a concursar.

No era una actuación más, era la última y él lo sabía. Previo a la actuación se lo notaba tenso, mirando los detalles de la escenografía, hablando poco y seguramente encomendándose a sus “santos” para que todo saliera bien.

La actuación comenzó y el muy buen espectáculo que tiene la comparsa esta temporada fluyó adecuadamente.

Julio sabía que en unos minutos saldría a escena y ese sería su último baile por las que duelen, busco el saco y esperó en un costado del escenario su momento.

El momento llegó, iban 36 minutos de actuación y “su” cuerda de tambores lo llamó a escena, respiró hondo y se le plantó detrás, cada sonido de las lonjas  lo hacían avanzar unos centímetros, quería eternizar el momento.

Cuando quedó de frente al publico “tiró” unos pocos pasos y las lágrimas brotaron de sus ojos, el Teatro de Verano de pie lo despedía y rendía su homenaje a una de las últimas grandes figuras del carnaval uruguayo.

No pudo continuar, se paró saludo y regresó a las “patas” del escenario, ese lugar que lo tendrá de aquí en más como espectador privilegiado de cada uno de sus shows.

¿Cómo le fue a la comparsa? Notable. Ya la comentamos dos veces y tiene chance real de pelear la categoría pero, hoy queríamos quedarnos con la imagen de la leyenda viva del candombe. ¡Salud, Maestro!

 

Sociedad Anónima    

      

Regresó a las finales con el firme propósito de recuperar las glorias pasadas.

Los maragatos tienen un año muy bueno y eso le hace muy bien a una categoría que necesitaba competencia para transformarse en atractiva.

Un gran trabajo de Cléber “Pato” Esteche permite que el humor no decaiga en ningún momento componiendo distintos personajes que logran la carcajada de la platea.

Tuvieron la “ventaja” de actuar en tres etapas con entradas agotadas, eso es muy bueno para los humoristas que necesitan el marco de público adecuado para dar su función.

Lo supieron aprovechar y sacaron de la galera mil recursos para entregarle al público una gran función.

Este es un conjunto muy querido de nuestro carnaval y siempre está definiendo las posiciones más importantes, a veces con menos efectividad que este año pero con recursos técnicos que le permiten  escalar posiciones.

A nadie le asombre si este año la copa arranca por la ruta 1, dobla en la 3 y llega a la plaza de San José. Tiene rivales de fuste pero, hizo lo que tenía que hacer.

 

Cayó la Cabra

Cerró la segunda etapa de la liguilla con un marco de público ideal y volcado en su favor.

La murga nuevamente está en un gran año y la gente lo sabe, agotó las localidades disponibles y esperó el momento que el presentador anunciara la función.

“El club de los malos modales” abrió sus puertas y una salva de aplausos ganó el Parque Rodó brindándole al grupo el clima exacto.

Un texto que tiene momentos brillantes a lo largo de los 43 minutos que dura el show, critica, sátira y humor no faltaron a la cita dándole una fortaleza muy grande a la hora de sumar puntos.

No es el mejor coro pero, logra transmitir muy bien lo que marca el libreto con claridad y sobre todo con intencionalidad manifiesta.

En esta oportunidad no faltaron las famosas “mechas” de actualidad, en la primera rueda fue rompiendo una guitarra (por la sanción a Doña Bastarda), en la segunda rompiendo un celular (los audios que le costaron el puesto a Gerente de DAECPU) y en esta tercera haciendo alusión al día que le tocará actuar a su rival más importante (Agarrate Catalina).

En resumen, una murga que tiene todo para ganar la categoría aunque, tiene un par de rivales muy fuertes que no le harán la tarea sencilla.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *