Un Titulo Viejo nació como murga grande

Un Título Viejo hizo su primera presentación con un plantel de primera.

La Margarita en una buena temporada, Metele que son Pasteles se pone al frente de la izquierda y Los Rolin cumplieron una correcta actuación y sueñan con clasificar.

Autor: Gabriel Méndez

Fotos: Gabriel Zirollihttps://www.instagram.com/carnavalfuturo/

La Margarita

Está en el mejor de sus últimos seis o siete años, la murga de Felipe Gardiol recuperó su mejor tradición y vuelve por sus fueros dando un buen espectáculo bien defendido por un plantel dúctil que respondió a las exigencias.

Un coro que en todo momento mostró firmeza en las interpretaciones y arreglos que permitieron el lucimiento de los solistas.

El texto tiene muchos aciertos y disimula los altibajos con la puesta en escena, el humor juega un papel primordial en este espectáculo que entretiene y se hace muy llevadero.

El vestuario es correcto sin demasiado destaque pero, cumpliendo con el objetivo que se pretende. La escenografía con tonos blancos apoya el trabajo lumínico que se planteo para este espectáculo.

En resumen un buen trabajo de la “Murga Enamorada” que recupera terreno y sueña con pasar a la segunda rueda como primer objetivo después el tiempo dirá cual será su suerte de todas maneras nos alegra que la historia de este título fue respetada.

Metele que son Pasteles

Es una  murga que siempre deja cosas en sus pasajes por el Concurso Oficial de Agrupaciones fundamentalmente por el contenido de su espectáculo.

Esta temporada no es la excepción y nos propone un viaje al pasado para recordar la década de los noventa a través de las sitcom tradicionales en los canales de aire en aquellos años.

Un ingenioso planteo con dos personas realizando absurdos planteos y un grupo de reidores que festejan cada ocurrencia de los protagonistas.

La presentación no es lo que uno está acostumbrado a escuchar de una murga pero tiene el sello de los Pasteles (ellos quieren hacer eso y lo hacen sin importarles nada) con un coro que como siempre es su talón de Aquiles.

En cuanto al contenido es de lo mejor que escuchamos hasta el momento con mucha ironía pero con dureza en el mensaje.

Una murga que nos cuenta la suerte que podemos correr cuando la coalición multicolor nos gobierne desde el primero de marzo.

Hay momentos donde se pone al frente de la resistencia popular arengando y advirtiéndole al nuevo gobierno que no se permitirá perder un solo derecho ganado y lo hace de forma impactante.

Buen vestuario, correcta puesta en escena y un muy buen trabajo de iluminación que este año más que nunca tiene importancia y otorga puntos.

En síntesis un buen año de este título que si pudiera mejorar el canto estaría entre las mejores de la temporada. Creemos que le dará perfectamente para estar en la segunda rueda y tendrá que esperar a sus rivales para ir orejeando sus chances de llegar a marzo compitiendo.

Los Rolin                                                   

Segunda temporada para el conjunto de Martin “Tincho” Prado y en esta oportunidad lograron redondear una primera vuelta como seguramente soñaron hace meses.

El conjunto salió convencido de su potencial y no perdió tiempo en grandes presentaciones, cantó lo necesario y se metió en el show rápidamente.

Esa estación de ferrocarril que se presenta es espectacular y nos mete directamente en el juego planteado por parte de un grupo que acertó muchísimas veces cuando se busca la risa.

La figura excluyente de su director permitió que varios componentes pudieran lucirse dando muestra de generosidad a la hora de repartir papeles.

La búsqueda de la luz es la excusa para llevarnos por un monasterio, un casting carnavalero y un final con mensaje.

Buen rendimiento vocal, excelentes interpretaciones actorales y un libreto bien pensado son los argumentos que tiene este grupo para plantar cara en el concurso y decir “Acá estamos”.

En una categoría donde uno de los cinco participantes será eliminado en la primera rueda este grupo demostró que tiene argumentos de sobra para pensar que será uno de los cuatro que miren de reojo el podio al final del campeonato.

Un Titulo Viejo

En  mayo nos enteramos que se estaba armando esta murga y quienes estarían en el plantel sabíamos que nacía una murga grande.

Se presentaron a la prueba de admisión y terminaron en segundo lugar pero perfectamente podrían haberla ganado y nadie se hubiera extrañado pues el nivel mostrado era muy bueno.

Ahora les toco llegar al “Centenario” del Carnaval y venían sonando mucho en los tablados lo que generaba una expectativa extra.

La murga respondió a los rumores y dejó en claro que sus pretensiones exceden la mera clasificación a la segunda rueda.

Un libreto con muchísimos aciertos, bien pensado y notablemente llevado por el grupo  hacen disfrutar a todos quienes los vimos debutar en carnaval.

Una murga bien producida, con un excelente vestuario y una escenografía que impacta por el volumen  y lo bien que le hace al show.

En el debe queda algunos momentos donde el coro no tuvo la solvencia del resto de los rubros destacándose los solistas por el resto del coro.

Seguramente la revancha será aun mejor y esta murga pensará seriamente en ir a la sastrería y probarse algún traje de candidato.

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *