La emotividad a flor de piel

Con tres conjuntos que buscaron y lograron la emoción de desarrolló otra etapa de un concurso que promete.
C1080
Tenía la enorme responsabilidad de salir por primera vez sin su líder natural.
La comparsa del Barrio Sur dedicó su espectáculo justamente a Waldemar Silva y tituló el mismo simplemente CACHILA, un repaso de momentos y anécdotas de uno de los símbolos del candombe uruguayo.
Textos que logran atrapar desde el comienzo y consiguen que el público se involucre con el relato, muchos conocemos esas anécdotas y otros fueron descubriendo un personaje peculiar.
La recreación por medio de máscara realizada en 3D y una excelente interpretación de Marcel Keoroglián fueron la frutilla de la torta de un show candombero de altísima factura.
Buen lucimiento de solistas, un acompañamiento musical que sumó mucho y una cuerda de tambores que es de las mejores que pisa el Ramón Collazo hace años son el marco adecuado a lo auditivo.
El cuerpo de baile se ajusta a lo propuesto y responde a lo planteado coreográficamente sin mayores dificultades. Las vedettes logran su cometido al llevar las miradas hacia su belleza y su magnetismo.
El vestuario no es suntuoso pues se trata de una historia de vida, común, de barrio y tiene el brillo simplemente dónde es posible pues la trama pasa por otro lado.
En resumen un gran año de este título que cumple con su legado ancestral y deja bien en alto su nombre esperando que sus rivales presenten armas y ver por dónde le presentan batalla. Está se adueñó del territorio por el momento.
ARISTOPHANES
Regresaron con un espectáculo bien ideado desde la génesis y con momentos muy interesantes.
La característica de éste conjunto es jugarse entero a lo textual, interpretativo y conceptual dejando espacio en otros rubros que a la larga terminan jugandole en contra.
El grupo dió un buen espectáculo en líneas generales y al ser el primero no se lo puede comparar con rival alguno por tanto no tenemos mucha idea del nivel que trae la categoría.
Metiendonos en la particularidades de la propuesta vimos que apeló nuevamente a su concepción católica y nos trae un pasaje bíblico como lo es el nacimiento de Jesús pero lo hace contraponiendo la actualidad de parejas que pasaron por nacimientos en estas fechas.
Hay buenos momentos sin tener un texto demasiado pretencioso en lo humorístico pero logrando la risa a través de las situaciones creadas
La segunda parodia apunta mucho más al mensaje siendo la película argentina “La odisea de los giles” el argumento para llegar a él.
Buen trabajo grupal, Federico Pereyra luce como en años anteriores y hay que destacar a Cristian Da Rosa un actor que simplemente se robó el espectáculo.
Completito, canta, actúa y hasta tira algún pasito cuando el conjunto (en cuentagotas) se dispone a bailar.
Para sintetizar diremos que este conjunto mostró su valía y tendrá que esperar si sus rivales tienen nivel NBA o juegan el Metro que propone este título.
CURTIDORES DE HONGOS
La decana abrió el telón e impactó desde su postura escénica, el vestuario, maquillaje y una buena elección de los gráficos de pantalla jugaron para que el público se sorprendiera en los primeros minutos.
Una murga que avasalló desde lo coral y pierde fuerza en lo conceptual a medida que corren los minutos.
Decide encarar su propuesta sin buscar la típica poesía murguera sino que opta por salir a dar su mensaje directo, sin concesiones y apuntando directamente al corazón de la coalición de gobierno.
Todo el mundo sabe perfectamente nuestra clara opción política, somos opositores al gobierno de turno pero también saben que este tipo de opciones no son las que más nos gustan pues creemos que terminan perdiendo llegada con el espectador que no se sorprende con lo que la murga dice.
Un vestuario impactante, buen coro y un gran trabajo de luces que levanta aún más sus excelentes virtudes estéticas.
En pocas palabras una murga dirigida a un público ávido de crítica directa que quiere escuchar lo que la murga dice y está lo complace sin importarle demasiado las clásicas metáforas murgueras.
Palo y palo y siempre apurando al mismo lado y con el mismo destinatario.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *