Los Muchachos de La Teja


Después de varias suspensiones regresó el concurso al Teatro de Verano y lo hizo con el cartelito de Localidades Agotadas, una etapa que pintaba lindo pero, quedó en el debe.

SON DELIRANTE
Tiene un muy lindo espectáculo en la concepción pero poco atractivo en la ejecución.
La murga textualmente es más que interesante con pasajes de crítica directa al gobierno de turno pero también hay algún palito a la oposición.
Estos juglares buscaron muy poco la risa y eso les juega en contra, buscan conmover con el canto u no aciertan con la musicalidad.
Un excelente vestuario con una complementación de maquillaje realmente brillante.
La puesta en escena es absolutamente funcional al espectáculo y cumple con su cometido.
En resumen, un lindo texto que con otro entorno musical podría rendir más.
La segunda rueda será para ajustar detalles pero su talón de Aquiles es imposible modificarlo.
DIABLOS VERDES
La Vieja murga de Antonio Iglesias decía presente nuevamente en el concurso con un plantel juvenil que promete.
En el inicio hubo demasiados desajustes de volúmenes sobre todo en la batería (cosa solucionable para la segunda rueda)
Tiene el mejor salpicón de la temporada (bueno de lo que vino) cantado con fuerza y dinamismo además de un gran convencimiento de lo que se dice.
Los Diablos Verdes vinieron de rojo en su opción cromática y el maquillaje fue bien planteado.
La puesta en escena tiene aciertos pero, por momentos pareció muy cargada.
La sonoridad de la murga es lo que desconcierta pues obviamente el coro no tiene la solidez de antaño y por algunos pasajes se lo notó arrebatado.
Una despedida de lujo para estos Nuevos Diablos que tienen con qué ilusionarse en su aspiración de llegar a la liguilla.
La competencia será dura pero, con algunos ajustes están en condiciones de llegar a marzo.
LOS MUCHACHOS
Los actuales campeones vinieron a dejar todo lo que tenían para meterse en la pelea para la zona alta de la tabla.
Un espectáculo distinto a lo que estamos acostumbrados en esta categoría, con una estructura de tema único e interacción con las redes sociales que no puede dinamismo ni interés.
El conjunto se presenta con las galas que acostumbra a nivel de vestuario y un trabajo lumínico excelente.
Es el que baila más de todos por destrozo y lo hace muy bien, cantando no le envidia nada a nadie y su puesta en escena destaca desde todo punto de vista.
Parodiar política sin caer en el panfleto fácil no es changa y este conjunto lo logró.
En resumen otro gran año de los campeones que no están dispuestos a dejar el centro sin dar pelea.
METELE QUE SON PASTELES
Está murga tenía un compromiso tremendo, demostrar que lo de la última temporada no fue casualidad.
A nuestro modo de pensar lamentablemente no pudo lograr ese objetivo, el show carece de la contundencia que tuvo el anterior.
Si bien la idea del mundo feliz es de muy fácil comprensión y la ironía está en cada cuarteta el punch no llega casi nunca y eso le quita potencialidad al espectáculo.
Textualmente tiene pasajes de alto nivel y el haber pesa más en el balance pero, la musicalidad conspira con el enganche de la historia.
Un vestuario muy lindo que no tiene demasiado brillo, ni muchos apliques pero es funcional a lo que se pretende desde el texto.
Sin dudas el país de Luis es el mejor momento de este conjunto que es monotemático en su discurso.
En pocas palabras una buena idea que careció de contundencia.
Veremos qué pasa la segunda rueda

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *