Los festejos imperaron en el barrio Sur

 

El mejor homenaje póstumo que podía recibir Waldemar “Cachila” Silva se lo tributó su hija dilecta C 1080, con una consagración que no causó la menor sorpresa. Un trabajo sin fisuras, con un ritmo sostenido y un plantel altamente calificado.

Así quedaron las posiciones:

1º C 1080, 1723 puntos; 2º Valores, 1710, 3º Sarabanda, 1630, 4º Yambo Kenia 1501 y 5º Integración 853.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *