Zíngaros recuperó su mística

Zíngaros volvió a brindar una fiesta en el Ramón Collazo.

Sarabanda brindó un buen espectáculo y Araca la Cana no tuvo una noche feliz complicando su chance en la competencia

Autor: Gabriel Méndez

Fotos: Gabriel Zirollihttps://www.instagram.com/carnavalfuturo/

Sarabanda

Pasó por el Ramón Collazo con el firme propósito de posicionarse como una de las favoritas para la categoría de Lubolos.

Su espectáculo “La Caprichosa” tiene la dosis justa de dramatismo sin caer en golpes bajos y tomando un tema difícil de tratar con mucha naturalidad. 

La comparsa tiene momentos de alto impacto tanto en lo estético como en lo musical buscando en todo momento que la clave de candombe sea la protagonista de un show que se hace atractivo.

Destacar el rendimiento coral y los solistas que demostraron su virtuosismo a la hora de interpretar un texto que le acierta mucho a lo largo del tiempo desarrollado.

Daniel Sastre, Jaqueline Mor y Pedro Díaz fueron los más destacados dentro de un plantel rico en variedad musical.

El cuerpo de baile tiene mucha participación y responde a la exigencia coreográfica sin inconvenientes.

Un ítem aparte merecen sus vedettes Macarena Pintos y Cecilia Lalinde quienes se llevaron muchos aplausos.

La cuerda de tambores rindió de gran forma y se convirtió en protagonista de la noche.

En resumen un buen trabajo de la comparsa del Cordón que se posiciona bien para la segunda vuelta y está a la espera de sus rivales directas para ver donde terminará al final del campeonato.

Araca la Cana        

“La Bruta” volvió al Teatro de Verano y su hinchada estuvo presente con la firme convicción de que sería una noche de fiesta para ellos. 

Lamentablemente no ocurrió de esa manera ya que los problemas de canto que tuvo la murga no permitieron disfrutar del espectáculo de la manera que ellos vienen preparando desde hace varios meses.

De comienzo nomas notamos un coro que no estaba cómodo y trasmitía mucha inseguridad mientras su director escénico se preocupaba por bailar al frente del escenario ajeno a esas dificultades.

Araca es una murga que por lo general canta muy bien y tiene mucha “garra” al enfrentar los micrófonos pero en esta oportunidad las cosas no salieron como querían.

La puesta en escena también cumplió un papel importante en las dificultades pues la exigencia de la misma llevó a quedar mal parados a varios componentes que no llegaban a su lugar natural.

Un excelente vestuario, notable maquillaje, correcta escenografía fueron los puntos altos de este título que no pudo disfrutar de la noche.

En pocas palabras, mala noche de la murga compañera que necesita urgente revancha para demostrar que lo de esta primera rueda fue accidental.

El reglamento establece eliminaciones en la primera rueda y Araca comprometió su chance, ojalá tenga la posibilidad de volver y ser digna de su rica historia.

 Zíngaros                

La temporada pasada este conjunto tuvo una decepcionante actuación que lo llevaron a que dar incluso eliminado de las finales. 

El objetivo de su Director en todo momento fue cambiar esa imagen y como dice su letra de presentación “Resurgir de las cenizas” y posicionar al grupo en el lugar que siempre ocupó en el carnaval.

Su primera pasada por el Teatro de Verano fue una fiesta. Desde temprano su hinchada colmó la platea alta. Trajeron banderas, papelitos, bastones luminosos de cotillón en fin todo lo que sirviera para alentar a su conjunto favorito.

El conjunto estaba tenso al ingresar al escenario en la previa, tenían claro que se jugaban mucho en esa noche y la responsabilidad era con su gente. En la arenga previa Pinocho Sosa tomó la palabra y les dijo que disfruten la actuación, que era un privilegio estar en ese lugar y que confiaba en ellos por sobre todo. Eso cambió la tensión por caras de alegría.

Se abrió el telón y el Collazo explotó, el plantel sintió el impacto del recibimiento pero rápidamente tomó el protagonismo y desarrolló la actuación sin mayores dificultades.

Dos parodias bien distintas, Notre Dame (Nuestra señora de Paris) esta encarada por completo al humor que de la mano de sus capo cómicos funciona muy bien.

La segunda (Arrugas) tiene el humor justo para plantear la problemática de la tercera edad sin caer en golpes bajos.

¿Qué vamos a decir de la producción general del espectáculo? Poco muy poco pues todos sabemos lo que este conjunto presenta en ese aspecto y esta temporada no es la excepción.

Simplemente permítanos destacar el vestuario de la despedida que de las cosas más bonitas que vimos hasta el momento.

Sintetizando un buen trabajo de Zíngaros que tuvo su gran revancha en la competencia y volvió a ser el conjunto que todo el carnaval espera ver. El concurso recién comienza, eso es otro cantar faltando tres conjuntos por debutar en la temporada.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *