Zíngaros: Tradición y fiesta carnavalera

Zíngaros 2018 - Primera rueda

Zíngaros. Un regalo auditivo y visual, con una sobredosis de risas resume su pasaje por el concurso (Foto: © José AriSi – www.carnavalenfotos.com.uy)

La Margarita y Los Patos Cabreros murguearon de buena manera mientras que La Compañía no quiere perder pie en su categoría.

Autor: Gabriel Méndez

La Compañía

Se presentó al concurso con un plantel renovado en cuanto a su cuerpo de baile y sobre todo a sus músicos (en este caso la banda es casi completamente femenina) que demostraron estar a la altura de las circunstancias.

En Construcción es el título de un espectáculo que tiene sus intermedios muy jugados a lo humorístico y ese riesgo se salva con nota en casi todos los cuadros.

La reflexión también llega en el final donde se hace un alegato a no olvidarnos de nuestros viejos y darles una vida digna en el final de la misma.

El cuerpo de baile cumple muy bien su cometido alcanzando momentos de alto impacto en lo coreográfico.

La producción general del espectáculo es interesante ya que se cambia el lujo al que por lo general nos acostumbró esta categoría por la coherencia de una escenografía útil al espectáculo y a la cual se le saca el mayor provecho.

Los actores demostraron solvencia escénica y dominio de los tiempos necesarios para sacarle el mejor rendimiento a un espectáculo que puede rendir más de lo que lo hizo en esta primera rueda.

En resumen un buen año de este título que busca nuevamente llegar a las finales y mejorando algunos aspectos del libreto que no tienen contundencia puede alimentar esa esperanza, pero para eso tendrá que esperar a sus rivales.

La Margarita

La murga enamorada está en uno de sus mejores años (con relación a los últimos que concursó), renovada con un plantel de experientes componentes que le dan mayor presencia escénica a este título que en su momento se acostumbró a competir hasta el final del campeonato.

En un año donde el nivel murguero es más que interesante, este grupo demostró que pretende lograr viejas glorias y armó un espectáculo comprensible, directo y con gran ritmo.

Los cuplés se suceden con dinamismo logrado algunos de ellos una buena comunicación con la platea.

El coro respondió adecuadamente aunque, deberá medir su potencia para que la comprensión del texto sea completa.

Buen vestuario, excelente escenografía y un trabajo de iluminación que permitió lograr los climas que la murga necesitaba.

En pocas palabras, una buena actuación que le permite ilusionarse aunque saben que la clasificación es difícil no solo para ellos sino para sus rivales pues los cupos son pocos y la calidad artística es mucha.

Zíngaros

Cuando llega este conjunto al Teatro de Verano todos sabemos que no será una noche más de carnaval.

La fiesta se vive desde temprano, su hinchada se apodera de la plateaalta y el colorido que le dan es muy agradable de presenciar.

Un espectáculo que está entre los mejores de las últimas temporadas que presentó este grupo al concurso.

Vienen sumamente renovados para esta temporada, los técnicos son debutantes en el conjunto y algunos en la misma categoría.

Que se puede decir de la producción de este show carnavalero, simplemente imponente, nada queda librado al azar y todo está puesto para que luzca de excelente manera.

Las parodias están muy bien logradas, la primera “La Redota” (basada en la película de Cesar Charlone) es un sinfín de situaciones humorísticas que logran la comunicación con la platea que le devuelve en risas y aplausos el trabajo de los actores.

En la segunda (La vida de Julio Sosa “Kanela”) se apunta mucho más al mensaje aunque no se “machetea” el humor.

Aquí la actuación de Ariel Sosa es simplemente genial encarando al mítico bailarín candombero con respeto y solvencia.

En pocas palabras ya que las líneas son pocas y hay dos ruedas más para hablar de este espectáculo, simplemente brillante esta primera pasada de “Los Gitanos” por el concurso que seguramente estarán entre los que definan el concurso.

Patos Cabreros

Regresó al Ramón Collazo con ese “chucu chucu” que llega desde los tablados contándonos que era un buen año de este legendario título.

La murga impacta en la apertura de telón con un vestuario colorido y muy carnavalero, el maquillaje es el complemento ideal para el lucimiento estético de este grupo.

El coro suena potente pero, demuestra su ductilidad por varios pasajes donde su director escénico prefiere matizar el canto con arreglos de buena factura técnica.

“Todo me pasa a mí” es una historia simple, basada en tres hermanos y sus avatares en la vida contados a ritmo de bombo, platillo y redoblante.

El texto tiene aciertos por lo general y algunos pequeños altibajos que seguramente se corregirán para la segunda rueda.

Una interesante puesta en escena permite el ritmo justo que tiene que tener este espectáculo y los artistas lo manejan a la perfección.

Un aparte para la batería que demostró que no es necesario el lucimiento personal, ni los volúmenes altos para que el trabajo de estos músicos rinda de excelente manera.

Resumiendo otro gran año de la más ganadora de la historia murguera que viene a buscar, no solo el pasaje a las finales sino a pelear contra los más pintados de esta temporada.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *