Los Choby´s regalaron risas en una fría noche

Los Chobys 2018 - Segunda rueda

Los Choby’s. Contagiaron con su humor al público presente. (Foto: © José AriSi – www.carnavalenfotos.com.uy).

La Mojigata fue sancionada con (6) seis puntos por pasarse de tiempo, Línea Maginot ajustó su espectáculo y La Carpintera Roh no tuvo su mejor noche.

Autor: Gabriel Méndez

La Carpintera Roh

Pasó una noche terrible en esta segunda rueda debido a los errores que cometió en su función, algo inusual para un conjunto que llega a firmar su pasaje a la liguilla.

La comparsa arrancó con un problema serio de sonido pues la orquesta sonaba muy alto y esto perjudicó a los solistas que casi no se les escuchó durante unos cuantos minutos, por suerte la cosa cambió y de ahí en adelante fue mucho mejor.

Solucionado ese tema pasamos al momento en que una solista se olvida de la letra y queda demasiada expuesta ya que nadie le salvó la parada y la actitud del conjunto fue de desconcierto. Obviamente en un espectáculo en vivo este tipo de accidentes pueden pasar y debe ser lo peor que le puede pasar a un cantante pero a veces sucede y se debería tener el respaldo necesario.

Luego llega el momento donde sale a escena un camión (dibujado en cartón) que tiene dos partes la cabina en un tramo y la caja en el otro, bueno la comparsa los colocó al revés lo que le hizo perder todo efecto.

Su escobero luchó, más que bailó con la escoba (luego logró mejorar su faena) y para terminar en el cuadro final salen las bailarinas impecablemente vestidas y a una le faltaba el tocado.

A que vamos con esto, que en una categoría muy competitiva esos errores se pagan muy caro al final y este conjunto tenía espectáculo como para estar en la liguilla, después de esta función no estaríamos tan seguros. Ojalá el jurado considere que fue una mala noche.

La Línea Maginot

Regresaba al templo de Momo para demostrar que con el pasar de los escenarios este viejo título mejoraría la imagen que dejó en su primera vuelta por el Parque Rodó.

Un coro que cantó en buena forma, con potencia y excelente dicción sobre todo en la presentación y despedida que son dos puntos altos de la murga.

El texto tiene altibajos que no le permite enganchar definitivamente a la platea, su momento mejor logrado es el cuplé de lo “políticamente correcto” con un  buen trabajo de Fernando Ponce encarnando a Tony Kamo.

Muy buena puesta en escena, exigente en sus movimientos y bien realizada por el grupo es un punto a favor de este conjunto.

El vestuario está adecuado a lo que se propone y en muy funcional a sus intereses colorido en el saludo y plateado en la despedida.

En resumen un año aceptable de este conjunto que vemos muy complicada su llegada a las finales pues su irregularidad textual le quita posibilidades.

La Mojigata

Es otro de los conjuntos que despierta la avidez del público pues su presencia año a año no pasa desapercibida.

En su estilo la murga había dejado una buena imagen en su primera pasada y era la oportunidad de definitivamente sellar su pasaporte a las instancias finales del concurso.

Su rendimiento coral es aceptable aunque, lejos de varios coros con intenciones similares.

El texto tiene momentos excelentes y otros no tanto, “Mi Revolución” es el más logrado y aplaudido junto con “La Rotonda del pensamiento” un divertimento sin mayores pretensiones textuales pero, con gran participación de los espectadores.

La murga llega a la risa en sus momentos hablados, en donde su propio director responsable es uno de los más efectivos en esa materia.

El vestuario es de los mejores que se ven en la temporada con mucha creatividad e ingenio y un maquillaje excelente complementado con una escenografía simple pero bien pensada.

Lamentablemente para sus intereses esta murga se pasó (4) cuatro segundos del tiempo máximo y fue sancionada con (6) seis puntos lo que en una categoría peleada entre los que quieren ir a la liguilla le puede costar muy caro, pero eso es un tema del jurado

Los Choby´s

Fueron un relojito, todo les funcionó como en la primera rueda y eso para un conjunto de humoristas es mucho.

Este conjunto cambió varios componentes intentando “refrescar” el plantel y darle otra predisposición al trabajo y eso se notó en el escenario.

La clave de todo esto fue que la dupla Yuane –  Pacella, escribieron el texto con el tiempo suficiente para que este elenco pudiera ensayar sin mayores apuros, tomándose los tiempos para seleccionar lo mejor del mismo y sacarle todo el jugo que se podía al show.

Rendimientos individuales de altísimo nivel como el de Martín Prado un capo cómico que se mete al público en el bolsillo cada vez que sale al micrófono pero, no se abusó de su figura y todos tienen su momento de lucimiento en este espectáculo.

Un gran año de un grupo que no extraño para nada a su alma mater y logró imponer un estilo que le queda pintado.

No solo estará en la liguilla sino que, si el favorito se descuida puede llegar a darle un dolorcito de cabeza.

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *