La Compañía 2019

Espectáculo:  EL ÚLTIMO DÍA

Textos y Dirección Actoral:  JIMENA MÁRQUEZ

Coreografías: GUSTAVO PÉREZ, MARTÍN INTHAMOUSSU, EUGENIA MALCON, GABRIELA GONZÁLEZ, LORENA CHARLO,

VANESA GROSSI y NICOLÁS MARÍN

 Arreglos Corales: GABRIEL “TOBY” MORGADE

 Aportes Corales: SEBASTIÁN MEDEROS

 Arreglos Musicales: DARIO RODRÍGUEZ

 Puesta en Escena: JIMENA MÁRQUEZ y GUSTAVO PÉREZ

 Diseño de Vestuario: MARIELA GOTUZZO, RAPHAEL DUFORT, ROSSINA UGOLINI y SERGIO AMÉNDOLA

 Maquillaje: VICTOR ARIAS Y STAFF

 Iluminación y Escenografía:  NICOLÁS AMORÍN

Coordinación General: SILVIA BOULLÓN

Dirección Responsable: GUSTAVO PÉREZ

Local de Ensayos: ESPACIO LA COMPAÑÍA – CENTRO CULTURAL JACINTO VERA – DELTA PATIN CLUB

ELENCO

Actores: CRISTINA CABRERA y NICOLÁS “FIRU”  FERNÁNDEZ

Cantantes:  GUSTAVO “CHATO” AMBROSIO, FIORELLA SANTANA, LEONARDO HOMRICH, NOELIA AMBROSIO y

PATRICIA PEREIRA

 Bailarines: FLORENCIA MAYA, LORENA CHARLO, MELISSA REYNES, MICAELA VITIRITTI, VERENICE PRESA,

GUSTAVO PÉREZ, IGNACIO RODRÍGUEZ, MARVIN VILLALBA, ROBERTO GOMEZ y SHUBERT CARDOZO

 Músicos: MARTÍN LLULL (BATERÍA), SOFIA FARIAS (PERCUSIÓN), CÉSAR RODRÍGUEZ (CONGAS),

FABIAN LÓPEZ (GUITARRA), PABLO FRIAS (BAJO), JAIRO MELGAREJO (TROMPETA), ALEJANDRO MELLO (TROMPETA),

PABLO DESPAUX (TROMBÓN), ROBERTO COLMAN (SAXO) y DARIO RODRÍGUEZ (PIANO)

SINOPSIS

Un hombre convencido de su mala suerte y una mujer convencida de irradiar negatividad viven en soledad, creyendo el personaje que les dijeron que eran y desencantados del amor.

Una alerta de fin del mundo, los hace sentir que todo va a terminarse hoy. Movidos por el miedo de terminar solos sus días, el hombre y la mujer se acercan y “se enamoran”, viven las etapas del amor aceleradamente, por la inminencia del apocalipsis, la intensidad, los enojos, el aburrimiento, hasta que cometen el error de pensar que el problema es el otro e intentan cambiarlo, para que colme las expectativas, para lograr al menos una vez estar con la persona de sus sueños antes del fin del mundo. Por supuesto ninguno de los cambios da resultado y la dinámica se vuelve una especie de “efecto mariposa”, en el que cada movimiento desata un resultado peor que el esperado. Los personajes resultan tan modificados, que la relación se termina porque el otro “ya no es el mismo”. Cuando se dan cuenta del sinsentido en el que cayeron y ya muy cerca del fin del mundo, se reencuentran, duermen juntos y al despertar se dan cuenta de que el mundo sigue en pie y el apocalipsis nunca llegó.

Finalmente advierten que a veces, una realidad que construimos necesita ser demolida para construir una realidad mejor, y que los apocalipsis suceden sólo dentro de nosotros, y son necesarios para seguir vivos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *