Los Chobys 2020 – Primera rueda

Los Choby´s nos trajo una banda disparatada que causó la hilaridad del público. Foto: Gabriel Zirolli.

El espectáculo

0 minuto – Presentación; 5 m – La coreografía; 10 m – La orquesta; 26 m – El partido de polo; 37 m – Los últimos diez minutos del espectáculo y 48 m – La bajada. (El minutaje establecido es aproximado).

El momento destacado

Los Choby’s nos ofrecieron un espectáculo en el cual las risas no faltaron a lo largo del mismo. Si tuviéramos un aparato que midieran el nivel de carcajadas, creemos que indicaría que el segmento de la orquesta es donde se registraron los picos más altos, con ese soberbio relato de la imperturbable locutora (Stephanie Alvarez), quien no perdía su tono modulado a pesar de las locuras generalizadas, un integrante de la orquesta que cayó como un muerto en el arranque y era arrastrado de un lugar al otro, las confusiones de los bolsos de instrumentos, la pelea entre los violines y las interrupciones de Leonardo Pachella esperando para poder utilizar sus maracas, continuando con un insólito casting para sumar integrantes. A una situación graciosa se le sumaba otra y el coro de risas se extendían por todo el teatro.

Los Chobys en las pruebas de admisón brindó un buen espectáculo (Foto: Carnaval del Futuro)

Dirección responsable: Julio Yuane y Leonardo Pacella.

Textos: Leonardo Pacella y Julio Yuane.

Puesta en escena: Leonardo Pacella y Julio Yuane.

Coreografías: Katya Zakarián.

Arreglos corales y musicales: Hernán Macón.

Sonido: Pablo Nasif.

Componentes: Leonardo Pacella, Julio Yuane, Walter Miranda, Pablo Carabelli, Nicolás Villarreal, Juan Pablo Santana, Erceo Curto, Hernán Macón, Federico Dunghey, Jéssica Bardanca, Claudio Morel, Stefanie Álvarez, Henry Carabajal, Marcel Borrone, Martina Lima, Evelyn Silveira, Eduardo González.

Nombre del espectáculo: ” El costado de las cosas importantes”.

Reseña: La historia es recordada por las cosas importantes: momentos, hechos, logros y verdades. Pero estamos convencidxs de que existe un costado de las cosas importantes, que también merece ser contado. Esas cosas que a simple vista nos resultan intrascendentes, pero que en realidad, son tan valiosas (e incluso más) que el hecho en sí mismo. Porque el todo se conforma con la mezcla de ambas partes, y porque a veces, lo imperceptible, lo que no se cuenta, y lo que no se recuerda, resulta ser lo más interesante, en tanto viene a dar sentido a todo lo demás.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *