LO QUE NUNCA LE DIJE AL PEPE VENENO

En el año 2000 hubo una nueva categoría en el concurso de carnaval, los “fuera de concurso” podrían concursar como “Mascarada Musical”. Pocos integrantes, libretos originales con música y humor, los conjuntos de primera hora, los de relleno, una gran oportunidad para hacer algo nuevo.

Joaquín Doldan
(Dholdan)

Con Leo Pereyra estábamos ocupados con “Los Carlitos” luego del Primer Premio del año anterior, yo había decidido no salir como integrante, en ese marco nos surgió la posibilidad de escribirle a “Géminis”, uno de esos grupos de muchos carnavales que participaría como “Mascarada Musical”. Les hicimos un libreto basado en un cuento infantil que le había escrito a mi hijo. Los dirigió Hugo Blandamuro. Ganaron el primer premio. Nunca más hubo concursos de “Mascarada Musical”.
Todo hubiera pasado sin pena ni gloria pero casi al final del carnaval, en plena liguilla, estaba en mi casa mirando la televisión, y en el noticiero le hicieron un reportaje a Pepe Veneno. Lo recuerdo sentado en la platea con el periodista y el escenario del Teatro de Verano de fondo. Pepe Veneno era un ídolo, y para mi y para tantos carnavaleros, un referente. El periodista le preguntó sobre el concurso, sobre carnaval, sobre murgas, nadie mejor que el creador de “La Soberana” para opinar. Y al final de la nota le preguntaron “¿Qué fue lo que más te gustó de todo este carnaval, algo que te haya sorprendido?”. Y Pepe sin dudarlo dijo: “Lo que más me gustó, por la idea, como estaba planeada, fue… creo que era una murga…no…. era un conjunto que no recuerdo el nombre pero hacía algo de “La guerra de los colores”, un libreto fantástico, muy original, hace años que no me enganchaba tanto una historia en carnaval”. Me quedó mudo frente a la pantalla, se refería a nuestro libreto. El gran Pepe Veneno, de todas las categorías, (murgas, parodistas, humoristas), destacaba el guión de una “Mascarada Musical”. Lo primero que pensé es en buscarlo y presentarme, explicarle que estaba basado en un cuento infantil, decirle lo mucho que había significado para mi su reconocimiento. No lo hice y pasaron los años. La vida dio vueltas y cada vez que iba a Montevideo pensaba, “Tengo que hablar con Pepe Veneno. Tengo que darle las gracias”.

Twiter: @joadoldan

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *