Centenario de dos íconos candomberos

Esta temporada, C 1080 realiza un homenaje en su espectáculo al legendario Juan Angel Silva. Foto: Gabriel Zirolli – https://www.instagram.com/carnavalfuturo/

Hace cien años nacían Martha Gularte y Juan Angel “Cacique” Silva, dos artistas que se transformarían en referentes de la cultura afro-uruguaya.

 

Autor: Enrique Filgueiras

 

Juan Angel Silva

El 24 de febrero de 2019 nació Juan Angel Silva, que sería más tarde conocido por su sobrenombre “El Cacique”, junto a sus hermanos Wellington y Rafael fundaron la comparsa Morenada, que comenzó a competir en el Carnaval montevideano en 1953, sumando a lo largo de su periplo treinta y seis presencias en el certamen, conquistando diez primeros premios y culminando en doce ocasiones en segundo lugar, además de once primeros premios en las Llamadas.

La comparsa del Cacique, surgida en el Conventillo de Medio Mundo, reunió las más insignes plumas del Carnaval como Ramón Collazo, Víctor Soliño,  Hugo Alberto Balle Juan González Prado, Hugo Catenaccio y Juan De Marco; contó con el aporte de recordados artistas como Rosa Luna, Martha Gularte, “La Negra” Johnson, Zulú, Roberto Alvarado, Salvador Picó, Humberto Angelelli y Santiago Luz.

Morenada fue una embajadora de la cultura popular uruguaya, representando a nuestro país en distintos festivales internacionales (Méjico, Argentina, Perú y Chile). Sus giras tuvieron como marco prácticamente a todos los países de América Latina y fue elegida para participar en los festejos de la ceremonia inaugural del Mundial de Fútbol de 1974, disputado en Alemania.

La comparsa fue convocada por el director argentino Enrique Carreras para actuar en el film Viva la vida (1969), que reunía a un elenco de grandes figuras:  Hugo del Carril, Palito Ortega, Tita Merello, Angel Magaña, Mercedes Carreras, Violeta Rivas, Néstor Fabián, Hernán Figueroa Reyes y Los Cinco Latinos, entre otros.

Juan Angel Silva fue uno de los fundadores de Daecpu y del club de fútbol Yacumenza. También se destacó por sus emprendimientos sociales en el barrio Sur y en política fue un activo dirigente del Partido Colorado.

Por su obra, fue declarado “Ciudadano ilustre de la Ciudad de Montevideo”.

Falleció el 6 de octubre de 2003 y como reconocimiento póstumo la Junta Departamental de Montevideo decidió bautizar con su nombre a la plaza ubicada en Minas y Cebollatí.

 

Martha Gularte

Fermina Gularte, nació el 18 de junio de 1919, en Paso de Novillos, una pequeña localidad del departamento Tacuarembó, en donde hoy en día se encuentra la Escuela Rural Nº 22, la cual lleva su nombre en homenaje.

Pasó su niñez en orfanatos de Montevideo en donde comenzó a descubrir su  vocación por el baile y por el candombe, seducida por las comparsas que pululaban por el barrio Palermo.

A los 11 años, en uno de los orfanatos, conoció a Juana de Ibarbourou y ese encuentro fue recordado por Martha, tal como se atestigua en el libro Historias de Vida: Negros en el Uruguay compilado por Teresa Porzecansi y Beatriz Santos:

Uno de los cuidadores le comentó a Juana: ‘Esta negrita sabe escribir versos.’ La poetisa preguntó: “‘¿Cómo se llama la niña?’ Y yo le dije mi nombre, tanto así, que Juana me puso una mano, me abrazó y me trajo más con ella y dejó a la maestra aislada. Como que no le gustó la manera de proceder y de expresarse y me dijo: ‘¿Así que vas a ser poetisa como yo?’ Y yo le dije: ‘No, yo quiero ser bailarina’

Y fue bailarina, una de las mejores que hubo en Uruguay. Su debut en una comparsa fue en 1949, en Añoranzas Negras de José Antonio Lungo “El Macho” y no pudo ser mejor: Primer premio en el Concurso. Además sorprendió con su baile frenético junto al inolvidable “Pirulo” Albín y el Jurado le otorgó la mención especial al baile, en aquel entonces dotada con un reconocimiento pecuniario de $ 20. Era su primera mención especial y en forma coincidente, ese mismo año, por su labor en el mismo conjunto, ganaba su primera mención como animador Servando Ruíz “El Boyero”.

A partir de ese momento, se transformó en una de las mejores bailarinas y posteriormente, vedette, brillando durante muchísimos años junto a Morenada, bailando al frente de las lonjas de Cuareim.

Su talento traspasó fronteras y comenzó a pisar escenarios de Brasil, Argentina y Chile.  En Argentina participó en elencos de numerosos teatros como El Tabarís, el Teatro Comedia y fue la primer vedette uruguaya en actuar en la calle Corrientes, en el Teatro Nacional, compartiendo cartel con figuras como José “Pepe” Marrone y Anibal Troilo “Pichuco”.

En 1982, sacó su propia comparsa: Tanganika, junto a sus hijos Jorginho -como compositor y cantante- y su hija Katy como vedette y cantante.

Su última aparición en el Teatro de Verano fue en 1997 con Kanela y su Barakutanga. Allí le tributaban un homenaje a Eduardo “Malumba” Giménez, uno de los más grandes tamborileros de nuestro país y Martha le recitó uno de sus poemas.

También incursionó en el cine, en la película “En la puta vida” de Beatriz Flores Silva y fue autora de los libros: “Con el alma y el corazón”​ y “El barquero del Río Jordán: Canto a la Biblia”.

El 12 de agosto de 2002 los tambores se enmudecieron la gran vedette se había ido, en el recuerdo quedó su baile subyugante, mientras el Sabalero entonaba su clásico “Yacumenza”

“De las vías de Palermo

saltan recuerdos de antaño

cuando la diosa Gularte

plumereaba su reinado

en los calientes febreros

con tamboriles quemados.”

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *