Se van las últimas

La Gran Muñeca fue de más a menos, La Mojigata está en uno de sus mejores años, Cyranos es candidato al tetra y Aristóphanes festejó su liguilla.

 

Autor: Gabriel Méndez

Foto: Gabriel Zirolli – Galería completa de fotos en https://www.instagram.com/carnavalfuturo/

 

La Mojigata

Por tercer año consecutivo (algo que nunca había logrado en su historia) se metió en las finales del certamen.

La murga llegó con una propuesta clara conceptualmente y jugada en lo político siendo esto último un descubrimiento en este título.

Una crítica acida hacia el sistema donde,  la ironía, la sátira y el humor están presentes en cada momento del espectáculo.

Seguramente éste,  es el año donde cantan mejor aunque,  sigue dando ventajas en la comparativa de sus rivales.

Un muy interesante vestuario, colorido, funcional y adaptado perfectamente a la propuesta planteada.

También hay que destacar la escenografía donde un gran telón de fondo da el marco adecuado a la complementación escénica.

En resumen un muy buen año de este título que ya se está haciendo habitué a estas instancias y que tiene posibilidades de ganarle a varios rivales directos aunque no la vemos en el podio final.

 

Cyranos

Los tricampeones volvieron a la tercera rueda para brindar su mejor función en esta temporada.

Los liderados por Carlos Viana ajustaron los planos de sonido (problema recurrente de muchos grupos) y se pudo disfrutar de cada remate, cada interpretación y eso le jugó a favor.

La comparación con ellos mismos es inevitable (aunque no debería ser así) pues vienen de ganar tres años consecutivos y tienen pretensiones de agregar una estrella a su palmarés.

Sin dudas cambio la forma de presentar su espectáculo, se jugaron al trabajo individual y volcaron el espectáculo hacia sus figuras que respondieron en todo momento.

El texto tiene momentos de excelencia y otros no tanto aunque el clima festivo no se pierde nunca cosa que para un humorista es importante.

Una muy buena producción le permite destacarse en el vestuario y la escenografía que es de las mejores que se vieron en la temporada.

En pocas palabras, tienen todo lo que se necesita para obtener el triunfo y dependerá de la consideración del jurado el disfrute o no de este conjunto, para nosotros tiene competencia fuerte y no le será fácil lograr su objetivo.

 

La Gran Muñeca

Sorprendió rueda a rueda pues fue mutando su espectáculo en busca del humor que, en la primera rueda estuvo más controlado.

La murga decidió jugarse todos los boletos a su gran figura y esto le permitió alcanzar niveles de risas muy importantes pero, en detrimento del trabajo grupal.

Un plantel de grandes cantores no pudieron lucir al máximo pues se priorizó los monólogos o dúos por momentos con la murga para observando lo que acontecía en el escenario.

Cuando se planta y canta,  lo hace notablemente demostrando ser de los mejores coros de la categoría pero, casi catorce minutos sin lucirse puede costarle caro.

Buenas “puntas”, notables solistas, correcto trabajo de la batería y un entorno escénico genial dan el marco justo para un show disfrutable en todo momento.

Como cada año la murga nos deja su “editorial” que por reiterado no deja de ser un sello distintivo.

Esta temporada entre sus reivindicaciones nos habla que nos llevarán el agua (veo un bidón gigante de matutina llegando a New Jersey), nos dice que las políticas educativas las dicta el FMI (raro por o menos ya que Uruguay no tiene relación con el FMI desde 2008) y también que hay que preguntarle a los docentes sobre este temática y no a los tecnócratas. Simplemente entrando a la página de ANEP y consultando el currículo de sus autoridades descubrimos que todos son docentes e incluso varios de ellos con post grados y Magister en educación pero, pueden entender que son malos docentes y están ahí por ir a comerse un chorizo al comité Alto Perú.

En resumidas cuentas, un buen espectáculo que no fue lo que muchos esperábamos por el potencial del plantel pero las opciones siempre son válidas y calidad no le falta a esta murga.

 

Aristóphanes

Para muchos fue la gran sorpresa de las clasificadas, en una encuesta realizada en la página de Facebook de Carnaval del Futuro, sólo un 6% lo colocaba en esta instancia.

De poco importa los vaticinios pues como decimos siempre,  es el jurado quien con su puntaje coloca y saca conjuntos de las finales.

La explicación que encontramos  para su clasificación es que seguramente el jurado entendió (como muchos) que la parodia del Movimiento Tacurú es la mejor de la temporada y eso le permitió sumar buenos puntos en un rubro que incide muchísimo y opacó las falencias en los restantes.

Desde su creación defendimos el estilo de este grupo que llegó para quedarse en Carnaval y logra por primera vez su clasificación a las finales desplazando a uno de los “grandes” de la categoría ya que, en anteriores oportunidades lo hizo por cupo o falta de alguno de estos rivales.

Obviamente no lo vemos en la definición pero si el jurado anda de “lapicera loca” cualquier cosa puede ocurrir.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Carlos dice:

    El comentarista critica la opinión política de La gran muñeca? Jaja nunca visto.
    Acaso piensa que eso entra en consideración de los jurados a la hora de evaluar? Los lectores esperamos un análisis técnico, no ideológico. Qué burrada para un comentarista de murga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *