La Trasnochada defiende el título

La Trasnochada pretende retener su corona.

Sarabanda en una buena noche y Los Rolin vinieron a festejar el pasaje a la liguilla con una actuación descontracturada.

Autor: Gabriel Méndez

Fotos: Gabriel Zirollihttps://www.instagram.com/carnavalfuturo/

Sarabanda  

Hizo debutar a la categoría Negros y Lubolos en la liguilla de esta temporada y busco plasmar definitivamente su espectáculo para posicionarlo entre las candidatas. 

Los dirigidos por Alfonso Pintos presentan “La Caprichosa” una historia de muerte en clave de candombe donde  Edelweiss Loyatte saca a relucir todo su carisma y su profesionalismo para interpretar un texto que apunta a un tema difícil como lo es la enfermedad y la muerte.

Los solistas nuevamente se lucieron, especialmente Daniel Sastre; Jacqueline Mor y Pedro Díaz el coro funcionó correctamente y la banda acompañó de buena manera.

El cuerpo de baile funcionó de buena manera y resolvió sin mayores dificultades las coreografías marcadas, sus vedettes atraparon a la platea por su belleza y carisma.

La cuerda de tambores aportó lo suyo y el vestuario estuvo a la altura de un titulo que nunca regaló nada en ese rubro.

La comparsa del Cordón está en un buen año y se metió con justicia en las finales de este certamen haciendo pesar su chapa de “grande” en la categoría.

En pocas palabras, un buen trabajo de la comparsa del Cordón que pretende estar en la definición aunque creemos que tiene rivales muy importantes que llegan con mejores posibilidades.

Los Rolin                       

Lograron llegar a las finales por primera vez y decidieron festejarlo a lo grande.

Sabedores que la lucha por el primer lugar está en otro lado este conjunto apostó a sacarle el mayor provecho a su función y darse el gusto de no pensar en los puntos y si en su divertimento. 

Los liderados por Martin “Tincho” Prado dieron muestra de un nivel excelente de improvisación y concreción de “mechas” permanentes bien ejecutadas por varios de sus componentes.

Las humoradas volvieron a funcionar en la medida de lo esperado dado el desgaste que sufre esta categoría al pasar 3 veces por el concurso.

Los rubros técnicos están bien cubiertos aunque sin llegar al nivel de sus rivales pero,  poniendo ingenio por encima de las posibilidades económicas.

Un conjunto que desparrama alegría desde el minuto uno y esa alegría se contagia a una platea que responde de buena manera a lo que el conjunto propone.

La definición de la categoría no pasa por este conjunto pero de todas maneras el premio de obtener un cupo en la liguilla es absolutamente justificado y celebramos la llegada de nuevas propuestas al carnaval profesional.

La Trasnochada

La murga campeona volvió al Ramón Collazo junto con el componente numero 18…su hinchada.

Es maravilloso ver de la manera que están preparados para vivir la función como si fuera un partido de fútbol. 

En el intervalo previo se viven momentos únicos en el concurso, gente que de la nada aparece por la platea baja con banderas remeras y gritan cosas como “vamo la murgaaaaa heeeee” o “es hoy ehhh, vamooo nosotrooo….hoy hay que meter y meter” cosas que se pueden ver en cualquier escenario deportivo y pocas veces se ven en un concurso de arte.

Esta variopinta concurrencia se acomoda en lugares estratégicos de la platea baja para lograr el efecto contagio, se paran 50 y se paran 400 es lo normal y ellos lo saben y aplican esta fórmula hace algunos años demostrando un gran dominio de los códigos.

La murga obviamente está por fuera de todos estos movimientos aunque fue partícipe del festejo previo a salir desde el Capitol donde un grupo de fanáticos despidió al conjunto con bombas de estruendo y griterío en la puerta (cuando vimos el video que nos mandaron no lo podíamos creer fue una verdadera fiesta)

La actuación de la murga fue la mejor de las tres vueltas y nuevamente se posiciona entre las favoritas de la temporada.

Si bien el texto tiene altibajos los últimos 14 minutos del show son de alto impacto logrando los mejores momentos del espectáculo en ese final.

La despedida es absolutamente contagiante con un coro que deja todo lo que tiene en el momento de la bajada cuando ya la euforia en la escalera es casi un aquelarre.

En pocas palabras este título defendió su primer premio con todo lo que pudo y esperará el fallo confiado en sus fortalezas y esperando que el jurado haga pesar esos 14 minutos por sobre el resto. Veremos qué pasa.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *