La etapa más aburrida

Pasada la mitad de las etapas en la Prueba de Admisión podemos decir que estamos ante las más paupérrima de los últimos años.

LA PENÚLTIMA COPA: Una murga que reivindica el estilo “setentoso” u “ochentoso” y la verdad por momentos nos transportamos a una época donde el “vendedor de versos” nos permitía entender lo que las murgas intentaban contarnos.
Sin subtitulos se nos complicó entender a este reducido coro (sólo eran 11) que estuvo lejos de sonar adecuadamente.
El texto tuvo algún pequeño pasaje rescatable pero en líneas generales no atrapó.
Un nuevo intento de esta murga que debería replantearse el rumbo elegido si quiere pararse algún día en el Desfile Inaugural.

LA REVELACIÓN: Murga debutante que llegó con muchas expectativas.
Arrancó muy bien y su propuesta nos hizo ilusionar pero a medida que transcurrían los minutos se fue desflecando y terminó su actuación sin que nos dejara mucho para el disfrute.
En un año donde hay mucho para decir y demasiado para criticar vemos una liviandad textual sorprendente (no lo decimos por esta en particular sino general).
No vemos a esta murga con armas suficientes para pelear por un cupo pero eso será problema del jurado.

CAPULETOS: Fue el 4to conjunto de la categoría y debemos ser absolutamente honestos con ustedes, no vemos nivel artístico como para presentarse en un concurso del nivel que alcanzó el Carnaval en los últimos años.
Sobre este conjunto podemos rescatar las ganas, la juventud y el compromiso mostrado.
La calidad artística y la risa quedaron cerca del gusano loco o la rueda gigante pero, ni se arrimó al portón del Ramón Collazo.
Reiteramos que este tipo de planteo de espectáculo no camina sin un sustento de ritmo adecuado y un texto con otra co tundencia humoristica.
En resumidas cuentas Capuletos no deberían llegar a febrero.

APOLOS: Parodistas debutantes, con mucha juventud, mucho entusiasmo y contagiando alegría.
Destacar el buen nivel coreográfico y gran parte de la puesta en escena.
La parodia tuvo momentos rescatables aunque nunca terminó de atrapar.
Hubo problemas de dicción y demasiado grito frente al micrófono.
Un texto con más herradura que clavo nos hace tener demasiadas dudas sobre su probable clasificación.

LA CLAVE: Una murga con trayectoria, con historia, con un estilo diferente al de sus primeros años pero demostrando un nivel aceptable.
Tuvo uno de los mejores momentos de esta prueba como lo fue su canción final.
Un coro parejito y bien arreglado que seguramente le permitirá llegar a instancias superiores son mayores dificultades.
Igualmente deberá revisar su texto central si quiere competir entre las que se visten para bailar en la tarima.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *