Hubo fiesta en las canteras

Primera etapa con cartel de localidades agotadas, un público que acompañó en todo momento y conjuntos que se brindaron enteros por aprovechar el exceso de palmas que tenía el Ramón Collazo.
VALORES
Es sin dudas la comparsa que más se jugó a la hora de los textos, no le hizo homenaje a nadie y aprovecho para interpelarnos como sociedad.
Un texto basado el hechos reales que permitió denunciar la discriminación y el racismo que aún en este tiempo convive en parte de la sociedad Uruguaya.
Heredera de un barrio candombero al 100% acepta esa mochila y lejos de ser una molestia es un legado que lo luce con orgullo y dignidad.
Tiene un cuerpo de baile parejo, rendidor y bien dispuesto a las dificultades que presenta una coreografía exigente.
Arrancó un poquito apurada, luego acomoda todo y el espectáculo fluyó sin dificultades.
Tiene un buen vestuario, con cambios permanentes y una muy buena utilización de la pantalla.
La banda acompaña correctamente y el coro lució muy bien afinado.
El fuerte de este grupo es sin dudas el texto, la interpretación y la puesta en escena.
Creación de Jimena Márquez la denuncia estuvo presente en cada momento pero también pudo incluir momentos de humor que rindieron muchísimo.
La solvencia actoral fue otro punto altísimo de la comparsa. La puesta en escena está bien pensada, bien planteada y bien ejecutada.
En resumen un tremendo espectáculo de la comparsa de Ansina que, con un par de ajustes le va a quitar el sueño a varias de las que habitualmente juegan por el trofeo más grande.
LA VENGANZA DE LOS UTILEROS
Nos propone una fiesta de disfraces que en definitiva quedó en el titular.
La murga busca el humor y lo logra en cantidades insuficientes apelando a recursos que son arriesgados y que no siempre funcionan.
La murga tiene un coro chico e intenta sacarle rendimiento en la medida de lo posible sin llegar al nivel que veníamos acostumbrados.
El texto tiene aciertos varios aunque sus desniveles hacen que se termine tornando un poco desmotivante para el espectador.
Buen vestuario, correcta puesta en escena y adecuada secuencia gráfica en la pantalla.
Es obvio decir que le vimos mejores espectáculos a esta murga y que deberá mejorar y mucho si pretende llegar hasta el final del certamen.
ZÍNGAROS
Llegó con una carga emotiva muy especial, era la primer función sin su creador y eso les jugó en contra cuando se abrió el telón.
Es probable que justamente sea esa la explicación para volúmenes altos, exceso de adrenalina y hasta emoción al tener a su hinchada frente a frente de nuevo…que cuánto duró esto? Muy pocos minutos después el espectáculo salió redondo.
Impacta desde el comienzo con una vestuario pocas veces visto en el concurso pero además con una postura escénica que va en consonancia con lo visual.
El texto tiene grandes aciertos en lo humorístico y la narración de las parodias mantienen el interés en todo momento.
Un Music Hall de altísima factura dónde se baila, se canta y se actúa con gran solvencia.
Zíngaros añadió a su tradicional impronta el contenido de uno de sus rivales y se paró desde ahí para desarrollar su espectáculo.
Aldo Martínez, Panchito Araujo, Gonzalo Moreira y Charlie Sismondi fueron el sostén de un elenco que se apoyó en ellos.
Las parodias están bien logradas desde el punto de vista textual pero ganan muchísimo con las actuaciones individuales, lo de Aldo Martínez es simplemente magistral en la primera parodia entra y sale permanentemente con distintos personajes y en la segunda personifica a Tabaré Vázquez de manera impresionante logrando conmover desde lo corpóreo, lo auditivo y lo interpretativo.
En resumen un gran trabajo de este conjunto que se transforma en referencia para la categoría y quién quiera quedarse con el trofeo tendrá que vencer está propuesta. Picó en punta y habrá que correrlo.
QUESO MAGRO
Es una murga que tiene una riqueza de recursos simplemente genial.
Nunca renuncia a su esencia humorística y le cuesta enormemente asumir una postura combativa porque prefiere criticar desde la risa.
Autoreferencial  hasta la médula la murga logra el objetivo en la mayoría de sus pasajes y si otros no enganchan tanto es culpe de anterior que fue sublime.
La llegada de Jimena Márquez al grupo le dió una impronta que no tenía y desde que se puso a colaborar con los textos alcanzó un nivel que le era extraño alcanzar.
Ahora con la propia Jimena en el elenco esto se potenció y junto a Nicolás Hugo son dos personajes de buen nível.
El eterno problema de este título es el canto que,  puesto en competencia directa con sus rivales no alcanza un nivel para adoptar a otras cosas pero la verdad creo a a todos poco nos importa pies disfrutamos y nos reímos como lo hacemos pocas veces.
La murga sabe que sería casi imposible ganar pero están conformes con lo que hacen y disfrutan de su impronta.
En pocas palabras, si querés reírte un buen rato, no te pierdas este espectáculo, del concurso hablamos en otra rueda

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *