Si sube Zíngaros hay fiesta

Penúltima etapa de la segunda rueda en un concurso oficial que a esta altura parece eterno y vamos rumbo al desenlace de clasificados a las finales.

MI VIEJA MULA

La murga regresó con muchos ajustes en relación a su primera pasada. La seguidilla de escenarios la solidificó y se notó mucho más firme en la realización de su espectáculo.
Las virtudes vienen por el lado del texto donde Seba Mederos posiciona al grupo en una constante ironía que no rehuye a la crítica.
La idea de los turistas está muy bien pensada y cada cuadro refleja una mirada interpelante a la sociedad establecida.
Por razones obvias, la poesía quedó para otra ocasión pues la opción comunicativa se basó en el “spanglish” característico de los visitantes más lejanos.
Nunca dicen de dónde vienen y no hubican geográficamente la procedencia del grupo que decide invitarse a la fiesta.
El coro es excesivamente agudo (no se trata de sonoridad masculina) y por momentos la poca potencia de los segundos no logra cerrar el acordé con solvencia.
Es casi inexistente la presencia de duos, tríos o cuartetos algo que el reglamento privilegia.
La puesta en escena cumple si función son mayor destaque ya que la postura de la murga es cantar pegadita a los micrófonos.
El vestuario es colorido y bien pensado para la ocasión aunque tiene un dejo de puerilidad llamativa lo que no impide valorarlo positivamente.
Creemos que es válida su propuesta aunque alejada de lo que pide éste reglamento de murga y eso lo podría dejar sin chance de liguilla aunque el jurado puede pensar distinto y será absolutamente respetable porque este espectáculo no tiene termino medio.
METELE QUE SON PASTELES
Luego de un año soñado artísticamente la murga no logra ni por asomo ese nivel en esta temporada.
La idea del mundo muy, muy feliz no se hizo carne en la platea y el efecto que se busco no fue alcanzado.
La musicalidad no termina de engancharnos y eso va directamente a afectar un texto que no tiene la contundencia de temporadas pasadas.
Para peor en esta oportunidad el exceso de volumen conspiró contra el normal desarrollo de la función.
Un acople debajo del canto coral se presentó en casi todo momento sin que su sonidista lograra encontrarle la vuelta.
Hay crítica, hay sátira se busca el humor y no se logra pero en líneas generales logran dejar medianamente clara su postura.
Un golpe dura para esta murga que tenía como gran desafío mantener mínimamente una clasificación a marzo pero por lo mostrado en sus dos pasajes parece no ser una opción viable.
Calidad sobra y seguramente para la próxima temporada llegarán con otros bríos.
LA CAYETANA
Volvió al Ramón Collazo para dejar claro que “Los Carolinos” están picantes este año.
Un gran trabajo de la murga liderada por Martin Sosa que mejoró incluso lo bueno mostrado en su primera pasada.
Un tremendo show murguero que tiene todo lo que se le puede pedir a una murga que realmente quiera estar entre las que van a pelear por posiciones importantes.
Un coro que cantó de forma impecable y utilizó todo los recursos posibles para hacer rendir ese rubro.
Los textos tienen aciertos permanentes con una crítica, dura, directa y descarnada al gobierno herrerista.
Eso no le impide volar poéticamente cuando se lo propone.
El cuplé…..(si cuplé no couplet) de las monjas adoradoras es de los mejores de la temporada y candidato a estar entre las mencionadas por el jurado.
La puesta en escena aprovecha absolutamente todo lo que espacialmente tiene a disposición.
Los trabajos arriesgados en este rubro le dan un desafío extra a un grupo que responde sin dificultades.
El vestuario es de los mejores de la categoría y la suma de todo esto más la segura buena puntuación en visión global la posiciona como una de las favoritas para Ilusionarse que, repitiendo en la liguilla podrá alcanzar puesto poco soñados al comienzo de temporada.
ZÍNGAROS
Tiene la apertura de telón más impactante de este año.
El Circo de los fenómenos que da paso al hilo conductor de “El Gran Showman” simplemente es increíble y visualmente se nota la tremenda inversión económica de este conjunto.
En una temporada dónde la mayoría achicó presupuestos para absorber un año difícil en lo económico este conjunto salió a romper la chanchita y tiró cuánto pudo en el escenario.
Sus solistas rindieron adecuadamente y cantan permanentemente lo que además le permite a un virtuoso cuerpo de baile demostrar su calidad.
En cuanto al texto podemos decir que tiene más aciertos que yerros en líneas generales aunque es el rubro por dónde se le pueden colar.
La puesta en escena es de buena calidad y cumple fielmente con la exigencia de la propuesta.
Sin dudas se trata de un candidato de fierro al título que lo obsesiona desde noviembre y que hay un compromiso de alcanzar.
La liguilla lo pondrá directamente en competencia con su rival de turno el cual no cuenta con ese respaldo económico pero tiene armas que le pueden llegar a dar más de un dolor de cabeza.
Igualmente es el gran favorito

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *